Por Andrea Moreno Espinosa
Publicado por Macarena Casanova

Fotografía>  https://www.instagram.com/bronxzoo/?hl=es-la

Ella es Nadia. Una tigresa malaya de cuatro años. Su mirada cautivadora, un pelaje anaranjado a rayas y sus movimientos lentos pero precisos la convierten en uno de los ejemplares más visitados en el zoológico del Bronx.  Pero una noticia lamentable tiene a Nadia recluida: esta representante del tigre de bengala (Panthera tigris) dio positivo al test de COVID-19.

Desde el recinto comenzaron a notar que ella junto a seis tigres y leones comenzaron a presentar síntomas como tos, por lo que realizaron exámenes y anunciaron el único caso confirmado del lugar y de todo el mundo en esta especie.

“La prueba COVID-19 que se realizó en nuestro tigre malayo Nadia, se ejecutó en el laboratorio de una escuela veterinaria y no es la misma prueba que se usa para las personas”. Indicó el doctor Paul Calle, jefe veterinario del Zoológico Bronx.

Si bien, el parque cerró sus puertas a todo público desde hace algunas semanas, la fuente de contagio es atribuida a un trabajador del lugar, quien evidentemente estaba infectado y tuvo contacto directo con los animales.

Es de vital importancia entonces, entender de qué manera se pudo contagiar, si en un principio se declaró que los animales podían coexistir con el virus sin riesgo.

Según Claudio Azat, Director del Doctorado Medicina de la Conservación UNAB, “la pregunta es buena, cuando decimos que los animales silvestres han convivido y coevolucionado durante siglos y miles de años, con patógenos, entre ellos virus, es correcto, pero depende de cada enfermedad y donde se limita geográficamente. En el caso del COVID es un virus originario de Asia, y los murciélagos son los típicos reservorios de él”.

La infección de animales a humanos es llamada “Zoonosis”. En este caso, Soto comenta que es un caso del fenómeno contrario: “Estos virus están naturalmente confinados en esos lugares, por ende fuera de Asia, infectan humanos y estos los pueden pasar de vuelta a la vida silvestre. A esto se llama “Antropozoonosis”, es decir, humanos contagiando animales.

Diego Peñaloza, vocero de COLMEVET y experto en fauna silvestre, “El virus al saltar la barrera de hospedador en este caso un pangolí, puede existir una leve mutación que lo hace estar presente en otras especies, en este caso al humano. El virus que está en ellos es una variación del original que estaba en el pangolí, y a su vez el virus que se está excretando en el humano tiene una mutación”.

Soto indica un ejemplo clarificador en la materia. “Si en Sudamérica y en Chile, no existe evidencia hasta ahora que los murciélago sean positivos al virus, y si no existiese podríamos nosotros ahora traspasarla a ellos y eso sería mucho peor. Crearíamos una enfermedad exótica en Chile y la convertiríamos en una endémica”. Hoy sabemos que los gatos son bastante susceptibles a la infección, las personas podemos estar activamente infectándolos.

El Colegio Médico Veterinario se sumó al llamado de organizaciones como la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios en cuanto a tomar las medidas de resguardo y bioseguridad en el contacto de especies silvestres en cautiverio, no tan sólo de felinos, si no que en otros mamíferos cómo primates.

Por supuesto ya se trabaja con procedimientos extremos de higiene por y para ellos. Las medidas ejecutadas hasta el momento en torno a animales en cautiverio incluyen restringir las instancias de contacto cercano con estas especies, desinfecciones y diagnósticos oportunos.

Desde el Parque Zoológico Buin Zoo, Ignacio Idalsoaga, médico veterinario y director del recinto, dicen que están tomando algunas precauciones adicionales. “Habitualmente tiene sólo un cuidador, están sugiriendo que haya una distancia de dos metros, hemos extremado cuidados de higiene de todos los utensilios que usamos para nuestros grandes felinos. Dentro de las medidas desde humano a ellos, hoy contamos como parte del protocolo, la vestimenta, mascarilla alcohol gel, todo lo que signifique ante un posible portador. Además de tomar la temperatura de ellos y el cuidado antes de estar en contacto con los animales”.

Medidas similares a las impuestas en el Zoológico Nacional, quienes a través de un comunicado señalaron que desde inicios de esta emergencia han extremado sus medidas de bioseguridad. “Con estos antecedentes se ha tomado resguardos como mantener una distancia de dos metros como mínimo; desinfección de todos los utensilios y zapatos utilizados en terreno antes de tomar contacto con algún animal, en especial primates (y hoy felinos); y se ha extremado el procedimientos de lavado frecuente de manos entre el equipo de Zoológico Nacional y el estricto uso de mascarillas”. El documento además indica que han establecido turnos éticos con la cantidad mínima adecuada funcionarios para asegurar el bienestar de los animales, evitando y disminuyendo el riesgo de contagio entre quienes lo cumplen.

¿Cómo tener un responsable cuidado con nuestras mascotas?

Desde el gremio indicaron que “Las personas deben ser responsables y no abandonar a sus mascotas debido a noticias poco rigurosas sobre COVID-19”.

Así lo indica su vocero: “Las personas que tengan síntomas, la idea es que no haya contacto tan directo con las mascotas y en cuanto a su limpieza, las recomendaciones es que los implementos sean propios de animales. Hay que evitar el alcohol gel, le provocan grietas, o agua con jabón”. En general deben ser productos propios de mascotas. Asimismo, insisten en que es necesario consultar ante cualquier sospecha. Por estos días, los servicios veterinarios están contemplados como esenciales y se puede solicitar un salvoconducto ante un eventual caso.

 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias