{"multiple":false,"video":{"key":"czoVzqk6Ja9","duration":"00:00:44","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Hallan fósil de mamut lanudo de 10 mil años en Rusia por el deshielo de Siberia (00:44)

Por siglos Stonehenge ha dado lugar a todo tipo de teorías sobre su construcción y origen de las rocas que lo componen. El monumento megalítico de finales del Neolítico encierra varios misterios, pero uno de los que más intrigaba a la ciencia y a los aficionados era de dónde provienen las impresionantes piedras.

Un estudio publicado este miércoles reveló al menos uno de esos misterios: el origen de las rocas. Según la investigación las monumentales piedras, cuidadosamente equilibradas, probablemente provengan de un área a 25 kilómetros del lugar, en lo que hoy se conoce como West Woods.

Lee también: Investigadores chilenos hallaron el huevo de dinosaurio más grande del mundo en la Antártica

El material rocoso es conocido como sarsens y los análisis de los científicos determinaron que la composición de las rocas de Stonehenge coincide con las piedras de origen en el lugar de West Woods, un sitio que está lleno de actividad prehistórica, según la nueva investigación publicada en la revista Science Advances.

Aplicamos una combinación novedosa de enfoques geoquímicos y estadísticos, desarrollados y validados en silcretes en el sur de África, para determinar la procedencia de las piedras sarsen en Stonehenge“, escribieron los autores del estudio.

Con técnicas de rayos X portátiles y sofisticados dispositivos de espectrometría pudieron analizar las rocas enormes rocas del monumento que pueden llegar a medir hasta nueva metros y pesar una 90 toneladas cúbicas.

“Usamos datos geoquímicos para mostrar que 50 de los 52 sarsens en el monumento comparten una química consistente y, por inferencia, se originaron en un área de origen común. Luego, comparamos la firma geoquímica de un núcleo extraído de Stone 58 en Stonehenge con datos equivalentes para sarsens del sur de Gran Bretaña“, dice el resumen del estudio. “A partir de esto, identificamos West Woods, Wiltshire, a 25 km al norte de Stonehenge, como el área fuente más probable para la mayoría de los sarsens en el monumento”.

Lee también: Como una piedra pómez: Científicos aseguran que el asteroide Ryugu tiene una textura ligera y porosa

El equipo también logró ubicar el lugar de origen de otras piedras de menor tamaño, mientras que otros megalitos no pudieron ser identificados. “Las ‘piedras azules’ más pequeñas cerca del centro del monumento se remontan a Gales, pero los orígenes de los megalitos sarsen (silcrete) que forman la arquitectura primaria de Stonehenge siguen siendo desconocidos”, registraron en el informe.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias