{"multiple":false,"video":{"key":"oUPeC7QrCT","duration":"00:03:13","type":"video","download":""}}
Video relacionado – El peligro de quedarse sin abejas en el planeta – (03:13) 

Las abejas meleras de África, han fascinado a los expertos por un capacidad francamente sorprendente. Las obreras de la especie Apis mellifera capensis, tienen la habilidad de reproducirse sin la necesidad de ser fertilizadas ¿Cómo?

“La abeja del cabo tiene una particularidad que no ha sido observada en la abeja de miel europea, la Telitoquia. En la naturaleza existe un fenómeno llamado partenogénesis. Esto significa que las hembras pueden producir huevos fértiles sin haber sido fecundadas por un macho”, apuntó Constanza Schapheer, Entomóloga e Investigadora del Laboratorio de Sistemática y Evolución de la Universidad de Chile, a Futuro 360.

“En vez de crear una sociedad cooperativa, las colinas de Apis mellifera capensis están repletas de conflicto, porque cualquier obrera, tiene la capacidad genética de engendrar a la siguiente reina”, aseguró el genetista comportacional, Benjamin Oldroyd para Science Alert.

“Existen dos tipos de partenogénesis: uno es la arrenotoquia, donde el huevo da origen a un macho, que es la más común entre las abejas y avispas. Y la telitoquia, donde el huevo da origen a una hembra fértil, que es poco común. Esta última es la que presenta la abeja del cabo y eso la hace bastante curiosa”, agregó la entomóloga Schapheer.

Lee también: Un peligro para la biodiversidad: Científicos advierten sobre masiva extinción de insectos

“Cuando una colonia pierde a su reina, las obreras luchan y compiten para ver quien será la madre de la futura monarca”, agregó Oldroyd.

De vez en cuando, algunas de estas abejas comienzan sus propias colmenas, haciéndose pasar por reinas falsas y obligando a otras abejas a criar a sus hijas, quienes genéticamente son idénticas a ellas.

Cada año, esta situación deja a miles de colmenas comerciales arruinadas, por lo que los apicultores han estudiado por años la parasitaria subespecie, para proteger sus colmenas.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Sydney, encontró la información genética que le permite a las abejas del cabo realizar dicha hazaña, para quizás, eliminar la necesidad de utilizar zánganos para formar colmenas.

Lee también: Una bacteria pudiera proteger a las abejas de los ácaros y patógenos que amenazan su existencia

A través de un proceso de cruza con las polinizadoras meleras africanas, el estudio publicado en Current Biology, identificó al gen, llamándolo “GB45239”. Al parecer, éste le permite a las abejas del cabo, formar clones genéticamente idénticos, alterando la segregación de los cromosomas.

“La ausencia de reproducción sexual en un régimen partenogenético, podría aumentar la endogamia y la expresión de características deletéreas en cualquier especie”, aseguró Schapheer.

El hallazgo permite comprender cómo una sencilla mutación, puede alterar los patrones de reproducción de una subespecie completa. Además, ayuda a comprender las conductas de la Apis mellifera capensis, lo que permite a los apicultores, manejar de mejor forma la parasitación de las colmenas.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias