{"multiple":false,"video":{"key":"czoM6mIhqtl","duration":"00:01:01","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO –  Estos son los 5 “superalimentos” según la ciencia – (01:01) 

En las Olimpiadas de Verano de 1960 en Roma, un corredor de maratones previamente desconocido llamado Abebe Bikila sorprendió a la multitud. El ex-guardaespalda de 28 años que representaba a Etiopía aceleró a través de las calles de adoquines de la ciudad, y sólo a medio kilómetro de la meta, se adelantó.

Bikila corrió tan rápido que llegó a la meta en 2 horas, 15 minutos y 16,2 segundos; 25 segundos antes que el siguiente finalista. El atleta rompió el récord mundial de las maratones y se volvió el primera africano del Este en ganar una medalla de oro en las olimpiadas. Todo sin zapatos.

Bikila fue el primer, y único, deportista olímpico en ganar una maratón a pies descalzos. Y aunque tengamos que esperar hasta el próximo año para las olimpiadas de Tokio, ahora le daremos un pequeño vistazo a la ciencia detrás de los deportes.

La ciencia

Daniel Lieberman, biólogo evolucionario de la Universidad de Harvard, ha estado estudiando la forma en la que los humanos corren y caminan por décadas. 

“Los humanos no estamos ‘construidos’ para todo, pero claramente evolucionamos para correr descalzos. Las personas han estado corriendo por millones de años y los zapatos se inventaron recientemente; probablemente hace unos 40.000 años“, aseguró el experto para Inverse

Hasta los ’70, los zapatos para correr eran mínimamente diseñados. Ahora, diferentes marcas de zapatillas ofrecen soportes y confort como nunca antes se habían entregado en la historia de la humanidad. 

Sin embargo, sin zapatos, los humanos tenemos zancadas completamente diferentes. 

“Generalmente, los corredores de pies descalzos aterrizan en el empeine del pie antes de dejar caer el talón; esto se denomina como zancada de medio pié. Además, tienden a dar pasos más cortos, teniendo menos desgaste, y un rango de pasos superior (cerca de 180 por minuto”, agrega Lieberman. 

En la mayoría de los casos correr descalzo causa menos impacto en las rodillas. Aunque requiere más fuerza de las pantorrillas y puede causar un gran estrés en el talón (tendón) de Aquiles. 

“La gente debería divertirse y correr como quieran. Mi opinión personal es que correr es una habilidad y lo que más importa es cómo uno corre, y no con lo que uno corre”, agregó el especialista. 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias