Con un puñado de ovocitos y una colección de esperma congelado, un equipo internacional de científicos está trabajando a contrarreloj para asegurar que las únicas dos rinocerontes blancas del norte que quedan en la Tierra, no sean las últimas de su especie.

El domingo 25 de julio de 2019, un grupo de científicos italianos fueron capaces de fertilizar 7 de los 10 ovocitos, u óvulos, que habían sido extraídos de las dos rinocerontes durante la semana pasada. Para esto, usaron la esperma de rinocerontes macho, cuando estos todavía no se había extinto.

El resultado fue mejor de lo que esperaban, afirmó Cesare Galli, director ejecutivo de Avantea, laboratorio donde se realizó la proeza ubicado en Italia, para The New York Times. Sin embargo, esto es sólo un paso más en el esfuerzo de conservación de especias que ha surgido en los continentes en los últimos años.

El doctor Galli trabajó con científicos, veterinarios y conservacionista del Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research de Alemania, el Dvur Kralove Zoo de República Checa y el Ol Pejeta Conservancy de Kenya.

“Estamos siendo realmente capaces de hacer algo que nunca nadie había logrado hacer antes” afirmó Jan Stejskal, director del plan de proyectos internacionales del Dvur Kralove Zoo. “Todavía no sabemos si vamos a conseguir embriones, pero fuimos exitosos de todas formas. Probamos que existe una real posibilidad de que las rinocerontes tengan una cría”.

Lee también: Daño irreparable: Estas son las 5 causas que están llevando a la extinción de un millón de especies de animales

No todos consideran que este es un esfuerzo que valga la pena; los opositores piensan que resucitar a un animal que está funcionalmente extinto podría desplazar la preocupación de cuidar a aquellas especies que están en peligro.

Los rinocerontes blancos del norte, una subespecie del rinoceronte blanco del sur, solía correr libre en los pastizales del Este y centro de África. Tienen orejas más peludas y cuerpos más pequeños que sus parejas. Algunos investigadores afirman que dicha especie debería separarse de sus pares.

Los esfuerzos humanos para salvar a los animales en peligro de extinción (en muchas ocasiones necesarios por culpa del hombre, en tanto a la destrucción del medioambiente y la caza furtiva) son usualmente una carrera contra el tiempo. Pero el caso del rinoceronte blanco del norte es una urgencia.

Un animal se puede considerar críticamente amenazada si hay docenas o cientos de ellos. Pero en éste caso, las únicas sobrevivientes son Najin y Fatu, una madre y una hija. Cualquier esperanza de un apareamiento natural se desvaneció el año pasado, cuando el único macho de ésta especie, llamado Suman, murió.  

Lee también: Estaban desnutridas: Rescatan las últimas 14 ranas en peligro de extinción del río Loa

Aunque esto fue una noticia devastadora para la especie, los expertos a cargo de la conservación del rinoceronte blanco del norte ya habían logrado guardar el material genético de Suman. 

Si bien no se puede asegurar una alta viabilidad de los embriones, los científicos afirman que no sería un problema volver a extraer más ovocitos de Najin y Fatu, lo que amplía las posibilidades de salvar a ésta especie de rinoceronte, además de ser un gran paso para la conservación de especies en el futuro.  

 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias