La zona ártica está sufriendo la peor temporada de incendios forestales de la que se tenga registro. Con enormes brasas, Siberia y Alaska están produciendo enormes humaderas que pueden ser vistas desde el espacio.

El Ártico registró su junio más caliente de la historia. Desde el principio de ese mes, más de 100 incendios forestales han quemado el círculo ártico. En Rusia, 11 de 49 regiones están experimentando incendios forestales.

La World Meteorological Organization (WMO), el servicio de monitoreo del clima de la ONU, ha afirmado que estos incendios no “tienen precedentes”.

Los fuegos más grandes ubicados en Irkutsk, Krasnoyarsk y Buryatia fueron causadas por rayos. Los vientos que cargaron con el humo hicieron que la calidad del aire de Novosibirsk, la ciudad más grande de Siberia, se desplomara.

Lee también: Aviones y calentamiento global: Investigación afirma que las turbinas son peores que los tubos de escape

En Groenlandia, el incendio de Sisimiut, registrado por primera vez el 10 de julio, llegó durante una racha inusualmente cálida y seca, la cual hizo que los hielos de Groenlandia comenzara un mes antes de lo usual.

En Alaska se han reportado más de 400 incendios. El climatólogo Rick Thomas estimó que hasta la mañana del miércoles 24 de julio, se han quemado más de 2 millones de hectáreas.

Mark Parrington, científico en jefe del Climate Change Service y el Atmosphere Monitoring Service del Europe’s Copernicus Earth Observation Programme, describió la extención del humo como “impresionante” y compartío una imagen con un anillo de fuego por sobre toda la región.

Thomas Smith, geógrafo medioambiental del London School of Economics, afirmó que no se habían visto incendios forestales de esta magnitud en los 16 años que se han mantenido registros satelitáles.

Lee también: Estudio afirma que el mundo se acabará el 2050 si no detenemos el calentamiento global ahora

Los fuegos no son sólo producto de la ignición surpeficiales de vegetación seca; en algunos casos la turba inferior se ha incendiado. Los incendios que comienzan de esa forma pueden durar de días hasta meses y pueden producir una cantidad importante de gases de invernadero.

“Estos son de los incendios más grandes del planeta, con algunos aparentando extenderse por más de 100 mil hectáreas“, declaró Smith para The Guardian.

“La cantidad de dióxido de carbono emitido por los incendios del círculo ártico en junio del 2019 es más grande que todas las emisiones de CO2 liberadas en la misma zona desde 2010 al 2018 juntas“, agregó el experto.

La WMO afirmó que sólo en junio los fuegos árticos emitieron 50 megatones de CO2, lo que equivale a las emisiones de Suecia en un año completo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias