Investigadores suizos y británicos modificaron moléculas de azúcar para que sean capaces de destruir virus con solo estar en contacto con ellos, sin ser tóxico para los humanos. El método podría aplicarse, por ejemplo, en el nuevo coronavirus de China.

Las llamadas sustancias “virucidas”, tales como el cloro, son capaces de destruir patógenos con el sólo hecho de tocarlos. Sin embargo, éstos no pueden ser aplicados en el cuerpo humano sin causar un daño severo, aseguró la Universidad de Geneva (UNIGE), en una declaración.

La mayoría de las medicinas antivirales trabajan inhibiendo el crecimiento de los virus, pero son incapaces de destruirlos. Además, no siempre son confiables: Los virus pueden mutar y volverse resistentes a dichos tratamientos.

Lee también: El adorable robot repartidor de comida que ayuda a las personas en cuarentena por el coronavirus

“Para superar estos dos obstáculos y ser capaces de luchar efectivamente contra las infecciones virales, hemos descubierto un nueva forma de atacarlos”, aseguró Caroline Tapparel Vu, profesora del departamento de microbiología y medicina molecular de la UNIGE y principal responsable de la investigación a SwissInfo.

Los investigadores habían producido previamente un antiviral en base a oro. Aplicando el mismo concepto, desarrollaron exitosamente una medicina contra los patógenos usando derivados naturales de la glucosa, llamados ciclodextrinas, de acuerdo al artículo publicado en la revista Science Advances.

“Las ventajas de las ciclodextrinas son numerosas: son incluso más biocompatibles que el oro, y más fáciles de usar. No gatillan un mecanismo de resistencia por parte del organismo y no son tóxicas“, aseguró Samuel Jones, investigador de la Universidad de Manchester.

“Además, las ciclodextrinas son ampliamentes usadas, particularmente en la industria de la comida, lo cual facilitaría la vente de tratamientos farmacéuticos que los utilicen“, asegura Valeria Cagno de la UNIGE.

Lee también: Coronavirus: OMS admite que cometió un error en la evaluación de riesgos de la enfermedad

La moléculas de azúcar modificadas son capaces de atraer a los virus antes de desactivarlos de forma irreversible, rompiendo la capa exterior del patógeno.

Este mecanismo parece funcionar independiente del virus que esté causando problemas. Los científicos fueron capaces de demostrar ésto en agentes responsables de enfermedades respiratorias y herpes.

De acuerdo a los investigadores, este trabajo podría tener un impacto global. El compuesto podría ser efectivo contra patógenos emergentes, como el caso del coronavirus que nació en Chine y actualmente, se esparce por el mundo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias