La importancia de un sueño reparador es fundamental en los niños. Promueve la concentración, activa hormonas del crecimiento y evita cuadros de irritabilidad y conductas exaltadas, fuera del desarrollo común.

El doctor Pablo Brockmann, pediatra broncopulmonar asegura que esto se debe porque los niños “se están durmiendo muy tarde, levantándose cansados y tarde, ya que no tienen horarios definidos. Y por esto, están presentando fenómenos como las pesadillas, despertarse en la noche y tener cuadros de insomnio”, dijo a la cuenta oficial de  UC Christus

Lee también: Médicos franceses comprueban que el COVID-19 puede contagiar a bebés en gestación

Hábitos fuertemente alterados, conductas determinantes a la hora de conciliar el sueño y cumplir así con los deberes de todo niño.

En conversación con Julia Cerda, directora programa Familia y Comunidad de UTEM, frente a este contexto ha cambiado estos hábitos, siempre están en su casa en confinamiento con sus familias, no pueden salir a jugar o relaciones sociales con vecinos o compañeros de colegio. Se produce lo denominado como “los cambios de rutinas diarias de su vida”. También para dormir hay unos requisitos, tener una serie de rutinas o considerar la forma de sueño que tiene toda la familia. En muchos casos se puede producir el cuadro de insomnio infantil, es la dificultad para inducir o mantenerse bajo el sueño. Pueden despertar antes, cierta resistencia a dormir, efectivamente los hábitos y exposición a menos sol le implican cambios en su funcionamiento, tanto interno como externo”.

Lee también: Desconcertante hallazgo tras autopsias a pacientes con COVID-19

Recomendaciones para un buen dormir

En el caso de elementos externos, es fundamental dicen los expertos, crear rutinas y mantener cierta normalidad para que interioricen una programación biológica. Mantener una alimentación balanceada y sana es otro punto relevante.

En cuanto a factores internos que pueden incidir directamente tiene que ver la exposición al sol, como lo ya mencionado.

“Frente a este contexto se puede producir una serie de situaciones que pueden alterar los elementos del llamado reloj biológico interno. Tiene que ver con la exposición al sol y además, con las recargas hormonales que tenemos, los niños las tienen. En la mañana una exposición al sol nos dará ciertos elementos denominados del corticol y en las tardes el dejar de estar al sol nos baja los ritmos y vamos a tener que ir a la hora del descanso. Eso, en término biológico, pero hay factores externos, tiene que ver con los hábitos respecto a la horario escolar, de comida o juego, que posiblemente en este tiempo se han visto afectados, dificultados, porque la familia tienen hoy la rutina de convivir las 24 horas, las rutinas tienen que ver con lo que le pasa al otro”, agregó Cerda.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias