VIDEO RELACIONADO - Robot alisa cabello (00:45)
{"multiple":false,"video":{"key":"b4AaNUiCZC","duration":"00:00:45","type":"video","download":""}}

Tanto para los seres humanos como para el planeta, nos conviene ahorrar energía, especialmente cuando el territorio que habitamos es extremadamente vulnerable a los efectos del cambio climático.

Aunque se crea que la lucha contra la crisis climática es difícil, la verdad es que es todo lo contrario, con pequeños actos se contribuye de significativa manera a garantizar el cambio.

Asimismo, es necesario interiorizar sobre nuestros consumos, especialmente, cuando hace más de uno año hemos estado recluidos en nuestro hogar debido a la pandemia por COVID-19. Situación que ha movilizado a estudiantes y trabajadores a cumplir sus labores desde su casa, donde el consumo eléctrico sin duda se ha elevado sobre un 50% en comparación a los niveles pre-pandémicos.

Evidentemente hay algunos como el refrigerador que no se pueden desconectar, pero es imprescindible conocer lo más importantes.

Lee también: Científicos desarrollan método que elimina los microplásticos usando bacterias

Aparatos “vampiros”

Pese a que mantengas estos artefactos apagados, esto no significa que dejen de consumir energía. Según la Agencia Internacional de Energía (IEA) el derroche de energía al mantener los electrodomésticos en stand by (pausa, cuando no se están utilizando), equivale entre un 5% a un 10% del total de consumo eléctrico en un hogar.

Entre los aparatos electrónicos que más consumen energía destacamos tres:

1.- Decodificadores o módem de televisión por cable: Apagarlos con el control no contribuye  mucho, ya que continúan consumiendo energía cuando están en reposo, aproximadamente hasta 43,4 W.

2.- Computadores: Acá se dividen en dos criterios:

– Los computadores de escritorio apagados tienen un consumo promedio de 2,8W. En cambio, si están encendidos, pero con la pantalla apagada se puede elevar hasta los 73,9 W.

– Los notebook al estar conectados pueden alcanzar a un consumo de 8,9 W por hora. Y cuando se deja conectado, pero cerrado, el número se eleva hasta 15,7 W.

3.- Televisores Smart TV: A diferencia de los modelos de los ’90 que podían consumir cerca de 6,6 W, estos nuevos televisores poseen una función de ahorro de energía que puede utilizar mientras se está encendido. Una TV de 20 pulgadas puede consumir 2,8W al estar apagada. Sin embargo, apagarlos no solo ayuda con la disminución del consumo eléctrico, sino que alarga la vida útil del televisor.

Lee también: Seguros y saludables para los niños: Madre inventó crayones comestibles con verduras desechadas

Estudios han demostrado que el televisor es el tercer aparato electrónico del hogar en consumir más energía y es el responsable de la emisión de más de 200 millones de toneladas de CO2.

Entonces, al conocer estos datos, que aparte de reducir la boleta de la luz ayudan al medio ambiente, ¿qué esperas para aplicar estas sencillas acciones en tu casa, oficina o incluso en la escuela?

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias