VIDEO RELACIONADO - Sequía: Liceo forma "técnicos del futuro" (02:44)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVFsgl0pBc","duration":"00:02:44","type":"video","download":""}}

Hace algunos meses, conocimos que los murciélagos no son unos animales muy queridos por la fauna. Un estudio demostró que las luciérnagas utilizan una “armadura musical” para defenderse de ellos. Ahora, encontraron que las polillas también evitan a estos singulares animales.

Un equipo de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, descubrió que las polillas lunares y polillas de seda poseen unos apéndices de cola largos en la punta de sus alas, los cuales emiten pulsos ultrasónicos que evitan que los murciélagos se acerquen a ellas, y de esa manera no son devoradas.

Lee también: Graban a más de 100 ballenas jorobadas rodeando un barco frente a la costa de Australia

Para llegar esta conclusión, examinaron las alas de las polillas de seda Attacus atlas y Antheraea pernyi. Fue así cómo descubrieron que las puntas de sus alas anteriores poseen estructuras onduladas y plegadas que sirven como un retrorreflector hemisférico.

Crédito: Dr. Thomas Neil

En palabras simples, tienen la capacidad de reflejar fuertemente el sonido proveniente de una variedad de ángulos, enfocándolo a una nueva fuente, según detalla el comunicado.

Lee también: Los científicos están entrenando vacas para ir al baño en un intento por ayudar a salvar el planeta

Para establecer estas mecánicas, utilizaron un análisis de tomografía acústica, lo que determinó que las puntas de las alas actúan como un “señuelo acústico”, brindando una ventaja sobre sus depredadores, los murciélagos.

El estudio completo fue publicado en la revista Current Biology.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias