(CNN) – Un nuevo estudio señaló que los árboles perderán sus hojas antes a medida que el planeta se calienta. Esto contradice las suposiciones previas de que el aumento de las temperaturas estaría retrasando el inicio del otoño

Cada año, en un proceso llamado senescencia, las hojas caducas de los árboles se vuelven amarillas, anaranjadas y rojas a medida que suspenden el crecimiento y finalmente caen antes del invierno. Esto marca el final del período en el cual las plantas absorben CO2 a través de la fotosíntesis.

Lee también: Iniciativa chilena publica libro infantil sobre el cambio climático

El calentamiento global dio a temporadas de crecimiento más largas: Las hojas de primavera están emergiendo en los árboles europeos unas dos semanas antes, en comparación a 100 años atrás.

“Los modelos anteriores asumían que debido a que los otoños se volverán cada vez más cálidos durante el próximo siglo, el otoño se retrasará; las temporadas de cultivo en general se alargarán y el otoño se retrasará de dos a tres semanas”, manifestó el ecólogo Constantin Zohner, autor del estudio.

Sin embargo, los nuevos hallazgos revierten este pronóstico. “De hecho, predecimos que, para fines de siglo, las hojas podrían caerse incluso entre tres y seis días antes“, agregó.

Utilizando una combinación de observaciones de campo, pruebas de laboratorio y modelos, los expertos estudiaron datos que rastrearon seis especies de árboles caducifolios europeos durante las últimas seis décadas.

Niveles elevados de dióxido de carbono, temperatura y luz ocasionan un aumento en la productividad durante la primavera y el verano, lo cual genera esta pérdida temprana de hojas.

Zohner detalló que estaba erróneamente asumido que las temperaturas de otoño y la duración del día eran los principales factores ambientales que hacen que los árboles pierdan sus hojas. Ahora, se identificó un tercer factor: Una productividad “autolimitada”.

Lee también: El potencial ecológico de los bosques marinos chilenos destacado por el Banco Mundial

“Lo que vemos ahora es que hay un tercer gran mecanismo que está en marcha: La productividad del árbol se auto limita. Si la planta absorbe más CO2 en síntesis a través de primavera y verano, pierden las hojas antes”, indicó.

“Este es un mecanismo que también vemos en los seres humanos: Si comienzas a comer antes, estarás lleno antes (…) No podemos simplemente poner más y más CO2 en la atmósfera y esperar que los árboles hagan mucho más, hay límites“, recalcó.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias