{"multiple":false,"video":{"key":"czpamNmBr04","duration":"00:02:57","type":"video","download":""}}

VIDEO RELACIONADO – Preocupación altas temperaturas en Siberia – (02:57) 


Si miras con suficiente atención, los anillos de la corteza de los árboles pueden revelar mucha información. Incluso, pueden indicar los cambios en la humedad del suelo en que las plantas crecen. Ahora, un grupo de científicos recolectó 600 años de dicha información para entender las consecuencias del cambio climático. 

A través de esta investigación, los expertos fueron capaces de encontrar una anomalía en el tiempo a mitades del siglo 20. 

Los nuevos hallazgos son parte de la última edición del Atlas de la Sequía Sudamericana (SADA por sus siglas en inglés). Este registro muestra la variabilidad de la humedad de los últimos 6 siglos, sostenido por otros registros históricos. 

La información demuestra los periodos intensos de sequía han estado a la alta desde la década de los ’30, con una sequía intensa ocurriendo cada 10 años desde los ’60.

Lee también: Greta Thunberg: “El cambio climático es tan urgente como el coronavirus”

Lo que los anillos no nos pueden decir es cómo ocurrieron estas condiciones climáticas extremas, pero los investigadores tras la publicación esperan que sus conclusiones puedan usarse como referencias útiles para otras investigaciones, para así hacer una cruza de información y observaciones. 

“Los eventos hidroclimáticos extremos son consistentes con el efecto de las actividades humanas, pero el Atlas no puede entregar información de cuántos de los efectos observados fueron por culpa del hombre y cuáles fueron parte de procesos naturales“, asegura el paleoclimatólogo Mariano Morales, de el Consejo Nacional de Investigación para la Ciencia y la Tecnología de Argentina, a ScienceAlert.

Esta nueva edición de SADA resalta cambios a lo largo de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, gran parte de Bolivia, el sur de Brasil, Perú, usando información recolectada de unos 286 árboles. 

Lee también: Estudio asegura que la mejor forma de combatir el cambio climático es repartiendo equitativamente las riquezas

Según Morales, la alta vulnerabilidad de Sudamérica a eventos climáticos extremos y los grandes periodos de sequía por los que ha pasado han conducido a situaciones adversas para la agricultura en muchas partes del continente. Esto, sin contar que ciertas cadenas alimenticias están bajo la amenaza del colapso. 

Sin embargo la situación actual es bastante variada: mientras algunas partes de Argentina y Chile están pasando por algunas de las peores sequías de las que se tenga registro, el sudeste del continente está experimentando situaciones anormalmente húmedas. 

Los investigadores han identificado tres factores clave en juego en los cambios que han ocurrido a lo largo de los últimos 60 años: cambios cíclicos en la temperatura de la superficie de los Océanos Pacíficos y Atlánticos, un cinturón de vientos occidentales en la Antártica, y el fenómeno de célula Hadley, el cual está encargado de distribuir gran parte del aire húmedo desde el ecuador. 

Los gases de invernadero y al legado aún presente de los químicos destructores de ozono podrían estar interfiriendo en estos factores clave y potencialmente alimentando los salvajes cambios por los que está pasando Sudamérica. 

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias