{"multiple":false,"video":{"key":"oVtf8wj6PQ","duration":"00:03:18","type":"video","download":""}}

El fin definitivo de las bolsas plásticas comenzó este lunes 3 de agosto en Chile. Se trata de la última etapa de ley que partió en 2018 y que ha permitido erradicar 15 millones de toneladas de este material en el país.

Sin embargo, con esta etapa final llegan también muchas dudas entre la ciudadanía. De acuerdo a la norma, productos de contacto directo pueden seguir siendo puestos en estas bolsas, una información que algunos comerciantes no tienen del todo clara.

Lee también: 1,3 millones de toneladas: El peso de contaminación por plástico para el año 2040

Con esta excepción, pan, verduras y frutas sí podrán entregarse en bolsas plásticas. Comercios pequeños y medianos, almacenes, locales y negocios de barrio, lo que no podrán es embolsar productos ya empacados, como actualmente ocurre en las grandes cadenas de supermercados.

Algunos de los consultados creen que costará acostumbrarse, pero que finalmente la medida será ampliamente aceptada, mientras que otros piensan que hay excepciones.

La ley permite mantener la bolsa que es del envase primario la que está en contacto directo con un alimento y que, por lo tanto, por motivo de higiene puede ser requerida”, aclaró la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Es decir, el pan, frutas y verduras pueden seguir siendo entregados de esta manera, con bolsa plástica. El criterio al parecer, aún no está del todo claro para comerciantes y clientes.

Algunos feriantes consultados mostraron su incertidumbre al no saber cómo actuar ante estas medidas y aseguran que nadie los ha orientado al respecto.

Municipios están encargados de fiscalizar. Hasta 250 mil pesos puede ser la multa por no respetar la norma. Para ello se considerará el número de bolsas entregadas, la conducta anterior del infractor y su capacidad económica. Expertos, sin embargo, advierten sus reparos a la nueva ley.

“La prohibición recae sobre todo tipo de bolsas, incluyendo las reutilizables. Por otra parte, aún cuando la autoridad ambiental ha señalado que la venta de las bolsas reutilizables estaría permitida, la ley señala que se prohibe la entrega a cualquier título, es decir, uno podría entender que la venta también está prohibida“, explicó Pedro Lagos, abogado ambientalista Estudio Jurídico Arteaga Gorziglia.



Mientras que, Claudia Santibáñez, Directora de Ingeniería en Medio Ambiente y Sustentabilidad de la U. Mayor, señaló: “Por el lado de la industria necesitamos desarrollar diseños que sean más sustentables y que tengan una menor generación de desperdicios“.

Ante este panorama surgió “Poka reusable”, una bolsa que está hecha en base a plástico como el de cualquier bebida. Resistente para este tipo de compras, se convierte en una alternativa frente al nuevo desafío que conlleva la puesta en marcha de la ley.

Lee también: Biólogo de Indonesia crea bolsas hechas de yuca que se disuelven en agua caliente

Por su parte, Mauricio Ceballos vocero de Greenpeace pidió ir más allá. “Tenemos que avanzar hacia la prohibición de más elementos plásticos de un solo uso“, dijo.

En el caso de las bolsas estas se elaboran en un minuto, la ocupamos en promedio 15 y su degradación se produce 400 años después. Ahora, depende de nosotros, lograr erradicarlas por completo.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias