Las emisiones de los gases del efecto invernadero (GEI) a la atmósfera, derivadas de las actividades industriales, agrícolas y de transporte del ser humano, han provocado una serie de variaciones en el clima que de manera natural, no ocurrían.

Fenómenos meteorológicos inusuales, como olas de calor, modificación de los patrones de lluvia e inundaciones, son las consecuencias del calentamiento global por el aumento general de las temperaturas en todo el mundo. En esa línea, un grupo de investigadores expusieron en la revista Journal of Sustainable Agriculture and Environment que para capturar el carbono y mitigar el cambio climático, se deberían hacer esfuerzos en la diversificación de plantaciones de bosques nativos, para amortiguar las condiciones microclimáticas en áreas naturales y urbanas.

Lee también: Ñuble: plantan árboles nativos para mejorar el balance hídrico de las cuencas

Conoce las cinco razones de por qué se deberían fomentar los programas de reforestación al promover la gestión sostenible de la tierra:

1.- Mitigación basada en la naturaleza

“Los informes del IPCC (2013, 2021) destacaron el papel crucial de las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono (CO2)”, señalan en el texto y explican que el IPCC proyecta que se necesitaría 1 mil millones hectáreas de bosque para mantener la temperatura por debajo de 1,5°, pero dicho estudio “sobrestimó el potencial de almacenamiento de carbono de los bosques, subestimando así la superficie de tierra necesaria”, ya que la reforestación global para almacenar carbono competiría con otros usos de la tierra, como los cultivos y las urbes.

2.- Diversificación de los bosques

De acuerdo a las y los expertos, en climas subtropicales “los bosques ricos en especies por hectárea almacenan tres veces más carbono que los monocultivos”. Con ese ejemplo, argumentan que la diversificación de los bosques existentes y los proyectos de reforestación estabilizarían el aumento del carbono, sin embargo “se necesita una mejor cobertura global de la investigación en los biomas” para predecir el potencial de almacenamiento de carbono de los bosques diversificados localmente.

3.- Para combatir el cambio climático

El grupo señala que el cambio climático aumentará la frecuencia e intensidad “de los eventos climáticos extremos” y las respuestas biológicas “como la sequía, los incendios y los brotes de insectos”. Es por ello que existiría un gran potencial de los bosques para amortiguar estos fenómenos.

Argumentan que “la diversidad de árboles mitiga los efectos de la sequía”, ya que reduce la predisposición a los incendios, son resistentes a las plagas de incendios, entre otras cualidades.

4.- Aumentar el bienestar de los humanos

En las ciudades existe un aumento de las temperaturas en verano, y ellos sostienen que el aumento de la cobertura arbórea urbana y la plantación de bosques urbanos reducen el “efecto de isla de calor”, además de proporcionar sombras.

Sostienen que las políticas públicas de los gobiernos deben ir orientadas en fomentar árboles en áreas urbanas para contribuir a la mitigación del cambio climático, al tiempo que se aumenta el bienestar de la población.

5.- Es necesario el enfoque transdisciplinario

Reconocen que no siempre es posible reforestar, es por ello que argumentan que para aumentar las posibilidades de éxito de este tipo de iniciativas, es necesario el enfoque transdisciplinario para conectar a científicos, personas con tenencias de tierras y políticos para abordar el uso sostenible del suelo.

 

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias