Imagen referencial

Tal parece que el 2021 comenzó con malas noticias para la biodiversidad, ya que un estudio liderado por el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona reveló que las olas de calor marinas provocan cambios permanentes en la genética de los peces.

Durante los últimos años estos fenómenos se ha vuelto más fuertes, frecuentes y duraderos a causa del cambio climático. Las variaciones en la expresión genética de los peces alteran sus metabolismos, respuestas inmunes y capacidades para reaccionar a estímulos externos.

Lee también: Descubren 12 extrañas especies en lo más profundo del Océano Atlántico

El estudio publicado en la revista Molecular Ecology y realizado en colaboración con el Instituto de Investigaciones Pesqueras de Qingdao de China, detalló que estos cambios se deben a alteraciones en los niveles de metilación del ADN, las cuales podrían ser duraderas.

Todo depende de en qué momento de la vida de un pez ocurre la ola de calor; si ocurre en las primeras etapas del desarrollo puede dejar marcas permanentes (…) que se podrían transmitir a la descendencia”, explicó la primera autora el estudio, Dafni Anastasiadi, según consigna la agencia Europa Press.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos simularon en un laboratorio una ola de calor, aumentando en 3,6 °C la temperatura del agua de tanques donde había lubinas recién nacidas. Esta condición se mantuvo durante dos meses para posteriormente ser normalizada.

Lee también: Granjas oceánicas: Estos peces habrían domesticado camarones para cosechar algas

A pesar de la regulación de la temperatura, el equipo detectó que los cambios a nivel molecular de estos animales persistían luego de tres años. El aspecto exterior de las lubinas era normal y no evidenciaba algún cambio.

Sin embargo, al analizarlos con detención encontraron una serie de alteraciones en tejidos con diferentes orígenes embrionarios, tales como el cerebro, hígado, músculo y testículos.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias