Primeras imágenes del Perseverance en Marte (02:10)
{"multiple":false,"video":{"key":"cztnVP9Gbsx","duration":"00:02:10","type":"video","download":""}}

Si bien se conoce que la Tierra tiene una fecha de vencimiento, la cual ocurrirá en 5 mil millones de años cuando el sol se expanda y se trague todo a su paso.

Sin embargo, para algunos científicos la vida en la Tierra podría terminar mucho más temprano. 

Un nuevo estudio afirma haber descubierto que en mil millones de años la atmósfera perderá rápidamente gran parte de su oxígeno, lo que puede tener importantes implicaciones en la búsqueda de vida en otros planeta, o un exoplaneta con condiciones similares a la Tierra.

Lee también: Rusia lanzó un satélite para monitorear el clima en el Ártico

Para llegar a estos resultados el equipo realizó simulaciones de los sistemas atmosféricos de la Tierra (incluido el clima, procesos biológicos y geológicos e incluso el brillo del Sol) y observó cómo los niveles de oxígeno cambiaban a medida que era transportado por el aire, agua y rocas.

El equipo de investigadores de Georgia Tech y Toho University, explican que la principal causa de la desoxigenación, según los modelos, es el Sol.

Lee también: “Es una alerta roja para nuestro planeta”: La ONU evidencia falta de compromiso de los gobiernos contra la crisis climática

Esto significa que a medida que éste envejezca, la estrella madre comenzará a iluminar más y se calentará, esto aumentará la temperatura de la superficie de la Tierra y descompondrá el dióxido de carbono en la atmósfera. Estos factores podrían acabar con la vida vegetal, privando al planeta de su principal fuente de oxígeno.

Si bien el hallazgo puede no parecer tener un impacto directo en las actuales vidas (ya que ocurrirá en mil millones de años), sin duda complica la búsqueda de signos de vida extraterrestre. Esto porque el oxígeno está ligado con la vida en la Tierra y para los astrónomos lo han considera importante al momento de estudiar las atmósferas de los exoplanetas. 

El estudio fue publicado en la revista Nature Geoscience.

 

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias