Por Patricio Alarcón
{"multiple":false,"video":{"key":"oVAFr5JcXE","duration":"00:03:10","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Día de los Océanos: El mar podría salvar a la humanidad (03:10)

A comienzos de junio y en el marco del Programa de Regulación Ambiental para 2020 – 2021, el Diario Oficial publicó una importante resolución para dos de las zonas con mayor diversidad marina en nuestro país: Punta Pichalo, al sur de Pisagua en Tarapacá, y el Archipiélago Humboldt, en las regiones de Atacama y Coquimbo.

Para ambos territorios se establece la creación de un área marina protegida, con el objetivo de fortalecer la representatividad de los ecosistemas subrepresentados del norte. Pero, ¿cuáles son las particularidades de estas asombrosas zonas? ¿Por qué es tan importante protegerlas? En Desafío Tierra te lo contamos.

Lee también: Cinco asombrosos elementos de los océanos chilenos que nos obligan a fortalecer su cuidado

Vida marina en las profundidades de Pisagua

Históricamente, las costas del norte chileno han presentado una baja consideración en las políticas de protección ambiental. Esto resulta sumamente preocupante si consideramos las investigaciones marinas llevadas a cabo, por ejemplo, en el mar de Pisagua, en la región de Tarapacá.

Desde 2017, un grupo de investigadores -de Oceana y de la Universidad Arturo Prat- realizó cuatro expediciones a la zona para documentar su riqueza submarina. Los resultados fueron asombrosos.

Estas aguas destacan, principalmente, por un fenómeno denominado surgencia, que permite la aparición de aguas ricas en nutrientes, proveyendo de alimento a la cadena de seres vivos. Todo esto favorece la vida de múltiples especies y la productividad biológica de los bosques de macroalgas. Así, en las aguas de Pisagua viven peces de roca, jaibas, langostinos y peces pelágicos. Un maravilloso ecosistema.

Lee también: Más virus que peces en el océano ¿Te imagina cuáles pueden ser?

Es uno de los lugares con mayor abundancia de vida marina que hemos visto en Chile. Antes de hacer las expediciones, casi no existían datos de la zona, aunque se sabía que era de alta productividad. Por medio de distintas técnicas, logramos documentar una gran cantidad de especies marinas. Con la ayuda de un vehículo de operación remota, logramos llegar hasta los 800 metros de profundidad, algo inédito en esta parte del país”, asegura Matthias Gorny, director de Ciencias de Oceana Chile.

Sumergirse en los fondos marinos de Pisagua es todo un espectáculo. En el paisaje abunda el fitoplancton, los bosques submarinos de algas y muchísimos crustáceos, como el krill y langostinos.

Por si fuera poco, las praderas de bacterias en las profundidades de Pisagua hacen de esta área un ecosistema resiliente, que incluso fue capaz de recomponerse al fenómeno de El Niño en 1984.

“Concluimos que esta bahía y sus alrededores representan ecosistemas costeros únicos y de muy alto valor”, afirma la directora ejecutiva de la Oceana Chile, Liesbeth van der Meer.

Archipiélago de Humboldt: Hogar de ballenas, pingüinos y delfines

Siguiendo por el recorrido de las costas de chilenas, uno de los sitios marinos más ricos de la corriente de Humboldt es la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, frente a las comunas de Freirina y La Higuera, entre Atacama y Coquimbo.

Cada expedición a este lugar lo confirma como todo un privilegio en los ecosistemas marinos ¿Por qué? Principalmente por la tremenda cantidad de especies que habitan en la zona: alberga la mayor comunidad de pingüinos de Humboldt, distintos tipos de ballenas, bosques de macroalgas, delfines, aves, un tipo de coral llamado gorgorina, el primer registro de coral negro en  Chile, esponjas marinas y más.

Según los registros de Oceana, hasta el momento, se sabe de 187 especies macrobentónicas, 68 tipos de peces, 122 tipos de aves y 21 de mamíferos marinos, entre ellos, la única colonia de delfín nariz de botella residente en Chile, además de especies en peligro de extinción como el chungungo y el petrel buceador yunco.

“Este ecosistema es una zona de surgencia de aguas profundas, frías y ricas en nutrientes, que fertilizan las aguas superficiales y permiten el florecimiento del fitoplancton, microorganismos que son el punto de partida de la trama trófica de los ecosistemas marinos presentes en el territorio nacional y el mundo”, nos explica Gorny

Además esta comuna produce también el 85% del desembarque de locos y lapas de toda la región de Coquimbo, constituyéndose como la zona más productiva del centro-norte de Chile.

Lee también: Si el océano es fundamental para nuestra supervivencia, ¿qué le permite vivir a él?

Pese a esto, los expertos se mantienen en alerta en la zona. Esto por las tensiones que han generado el proyecto de la Minera Dominga y la posible construcción de un megapuerto en el archipiélago. “Generaría un impacto aún mayor en los ecosistemas marinos del lugar, abriendo las puertas para transformarlo en una nueva zona de sacrificio”, advierte Liesbeth van der Meer.

Ahora que sabes de la riqueza en los ecosistemas de Pisagua y el Archipiélago de Humboldt, te invitamos a seguir fortaleciendo las actitudes responsables con el medioambiente y a sumarte al desafío por proteger los océanos del país.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias