El plástico ha marcado un importante hito en la vida moderna, avances en ciencia y otros campos no serían posible sin el uso del plástico. Pero, la evidencia de los daños al medioambiente a causa de la contaminación por plástico son innegables.

Entonces, ¿cómo podemos aprovechar las bondades del plástico sin dañar el planeta? La mayor parte de la contaminación por plástico se debe al mal manejo de desechos y a la baja tasa de reciclaje.

Lee también: Breve guía para entender cuáles son los tipos de plástico y para qué sirven

Sin embargo, hay un tipo de plástico al que se debe las cantidades enormes de este material que son lanzados al océano o terminan simplemente en cualquier suelo, afectando hábitats terrestres y marinos. Se trata del plástico de un solo uso.

El más reciente informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el progreso de las naciones adscritas al Compromiso Global por la Nueva Economía del Plástico, revela que naciones como Chile y el Reino Unido, han logrado disminución de toneladas de plástico de un solo uso en tan solo un año de suscrito el acuerdo.

A diferencia de otro tipos de materiales, el plástico de un solo uso puede ser realmente muy sencillo de sacar de nuestros hábitos sin afectar nuestro estándar de vida.

Foto: Pixabay

La eliminación de plásticos problemáticos o embalaje innecesarios a través del rediseño, la innovación y los nuevos modelos de entrega, son una prioridad. Mientras que el plástico
trae muchos beneficios, hay algunos artículos en el mercado que necesitan ser eliminados para lograr una economía circular y, a veces, los envases de plástico se pueden evitar por completo manteniendo la utilidad.

El informe de la ONU confirmó que la mayoría del plástico de un solo uso que abunda en el planeta corresponde a empaque y embalajes.

La buena noticia es que los países y las organizaciones comprometidos desarrollar métodos innovadores para el empaque de productos a la par que eliminan el plástico de un solo uso están logrando su propósito con rapidez.

Aproximadamente, el 60% de las compañías de productos empacados, minoristas y productores de envases que tienen, o han tenido, PS (poliestireno), ePS (poliestireno expandido) o PVDC (Poli cloruro de vinilideno) en sus cartera, han eliminado o tienen planes concretos para eliminar estos materiales.

No los echaremos de menos

Las bolsas plásticas del supermercado está desapareciendo aceleradamente, nos dimos cuenta de que es mucho mejor llevar nuestras propias bolsas reusables, con diseños a nuestro gusto o elaboradas por organizaciones que benefician a segmentos menos favorecidos de la población.

Después de todo, no ha sido tan grave tomarnos la bebida sin bombilla. Rápidamente, podemos adoptar estos nuevos hábitos que parecen pequeños cambios pero que a gran escala significan un gran avance en la lucha contra la contaminación por plástico.

Foto: Pixabay

Estos elementos están ampliamente identificados como problemáticos y su eliminación gradual no solo es posible sino que está convirtiéndose en la norma dentro de la industria.

Algunas empresas han establecido objetivos de alto nivel para reducir el plástico embalaje en toda su operación.

Al menos once gobiernos signatarios del Compromiso Global por la Nueva Economía del Plástico de la ONU, están implementando acciones legales y medidas fiscales para estimular la eliminación progresiva de los plásticos, productos y embalajes comúnmente identificados como problemáticos.

Chile estima que su prohibición de las bolsas de plástico evitó que 2.200 millones de bolsas de plástico ingresaran a la economía en el primer año tras suscribir el acuerdo. Mientras que se calcula que el compromiso voluntario y la campaña nacional impulsada por el gobierno chileno, han evitado que 18 millones de bombillas de plástico al mes se comercialicen.

Lee también: 5 alternativas para evitar el uso de plástico en nuestra vida cotidiana

Son muchos los pasos por avanzar en la ruta de la descontaminación y eliminación del plástico identificado como problemático. No todo el plástico puede eliminarse pero el que sobra y el que más contamina, está comprobado que es el de un solo uso junto a empaques fácilmente prescindibles.

En Chile, #DesafíoPlástico hace parte de Desafío Tierra, una iniciativa de CNN Chile, Chile Visión y CDF, en conjunto con Sodimac, Coca-Cola, CCU, Superior, Asipla, Comberplast y TriCiclos en colaboración con Circula El Plástico.

Con esta alianza se invita a la ciudadanía a convertirse en líder y que se movilice para generar cambios en su entorno. Cuantas más iniciativas para promover el reciclaje y otras estrategias de reutilización de materiales haya, más cerca estaremos de reducir el impacto ambiental.

Para formar parte de #DesafíoPlástico está disponible este formulario: INSCRÍBETE PARA SER LÍDER DEL DESAFÍO TIERRA

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias