La producción mundial de ropa se duplicó entre 2000 y 2014, según la ONU. El modelo dominante en el sector es el de la “moda rápida” (o fast fashion en inglés) que ofrece a los consumidores colecciones de ropa a bajos precios.

Nuestro país es uno de los principales destinos de ropa fabricada en Asia y usada en Europa o EE.UU. antes de ser desechada y el desierto de Atacama se ha convertido en un basurero clandestino de fast fashion.

Lee también: Alarmante investigación indica que los desechos electrónicos producidos en 2021 pesan más que la Gran Muralla China

Así lo reveló un reportaje de AFP, que evidenció enormes colinas de ropa de unas 59 mil toneladas que entran por la zona franca del puerto de Iquique.  “Al menos 39.000 toneladas terminan como basura escondida en el desierto adentro en la zona de Alto Hospicio, en el norte de Chile, uno de los destinos finales de ropa ‘de segunda mano’ o de temporadas pasadas”, se lee en el artículo.

Esta ropa llega de todo el mundo“, explicó Alex Carreño, ex trabajador de la zona de importación, al medio de comunicación.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias