Por Andrea Moreno Espinosa
{"multiple":false,"video":{"key":"oVoKRMdL5Q","duration":"00:03:10","type":"video","download":""}}
 VIDEO RELACIONADO – Efectos en la contaminación tras aislamiento por pandemia del coronavirus (03:10)

Dicen que no hay mal, que por bien no venga. Si hace casi cien años, la humanidad veía un cielo azul radiante, despejado. Hoy, como en un viaje en el tiempo, vemos prácticamente lo mismo. Un aire con baja contaminación.

Para la revista científica, Nature Climate Change es un gran tema. Aseguran que la disminución de las emisiones de CO2, han alcanzado un 17% a nivel global. Eso, sólo considerando los indicadores del mes pasado.

Lee también: La NASA financia investigaciones sobre el impacto medioambiental y socioeconómico del COVID-19

¿La muestra? 69 países. 50 estados pertenecientes a EE. UU. y más de 40 provincias chinas. Cada uno en sus puntos máximos, bajó casi un 30%.

Jadille Mussa, académica de la escuela de Arquitectura y Paisaje de la Universidad Central, calcula que esta investigación es equivalente a 18, 7 millones de toneladas de CO2. Proporcional a los promedios totales de CO2 tomados en 2017 y 2019, durante el actual período en lo que va de este 2020.

Corresponde a la mayor reducción de emisiones de Co2 post segunda guerra mundial. Lo anterior, gracias a una reducción de 44,3 de las emisiones de gases generados de energía fósil, principalmente el petróleo empleado en transporte. Un 24% generado por la industria. 4,2% generado por el comercio y edificios estatales y un no menor 5,6% referido a lo residencial.

La disminución de emisiones de la aviación, aunque la incidencia ha sido de solo un 2,8%, ésta ha impactado en la reducción de los efectos negativos que ha tenido el turismo, sobre todo cuando estos no respetan la capacidad de carga del lugar o es un turismo demasiado intensivo, que impacta de manera negativa tanto a la cultura del entorno, como a su ambiente”. Asegura la profesora Mussa.

Con respecto al impacto que ha tenido la baja por ejemplo en transporte, empresas industriales y otros sistemas contaminantes, Mussa es categórica. “Hoy el Coronavirus, con todo el respeto y empatía con las personas y sus familias que se han contagiado y han fallecido, el COVID-19 ha funcionado mejor que el Acuerdo de Paris, ya que ha sido esta pandemia, la que ha desacelerado las emisiones de CO2 en el planeta, influyendo de manera positiva en la calidad del aire y el enfriamiento de la tropósfera. Ya que el dióxido de carbono, ha bajado, y éste último ha sido gran responsable de reducir glaciares, hielos eternos y derretimiento de la Antártida”.

Lee también: Chile ya agotó todos sus recursos naturales disponibles para 2020

Se podría esperar al menos este año, que, si se mantienen ciertas restricciones sociales y económicas, nos podamos acercar a cumplir con los acuerdos de Paris. Tarea que no pudo ser ratificada por la COP 25, debido a la oposición de países  como China, Rusia y Estados Unidos, los mayores contribuyentes de este tipo de contaminación, y hoy, uno de los más golpeados por los efectos de la pandemia.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias