VIDEO RELACIONADO - Video juego de acción enseña sobre la naturaleza (01:15)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVGQXFCZfF","duration":"00:01:15","type":"video","download":""}}

Un nuevo informe reveló que más de 10 mil especies de plantas y animales corren un alto riesgo de extinción debido a la destrucción de la selva amazónica, cuyo 35% ya ha sido deforestado o degradado.

El reporte sobre el estado de la mayor selva tropical del mundo fue elaborado por el Panel Científico para la Amazonia (SPA) y reúne en sus 33 capítulos investigaciones realizadas por 200 científicos de todo el mundo.

Lee también: Las águilas más grandes del mundo se están muriendo de hambre en el “último bastión” de la Amazonía

Esta es la evaluación más detallada del estado de la selva hasta la fecha y recalca el importante rol que cumple la Amazonia en el clima mundial. Además, alerta sobre las grandes amenazas a las que se enfrenta.

Reducir la deforestación y la degradación de los bosques a cero en menos de una década “es fundamental”, sostiene el informe, que también pide una restauración masiva de las zonas que ya fueron dañadas.

El Amazona es un baluarte vital contra el cambio climático, tanto por el carbono que absorbe como por el que almacena. Según el reporte, su suelo y vegetación contienen unos 200 mil millones de toneladas de carbono, más de cinco veces las emisiones anuales de CO2 de todo el planeta.

Los investigadores detallaron que la continua destrucción causada por la acción humana pone en alto riesgo de extinción a más de 8 mil plantas endémicas y 2.300 animales.

Mercedes Bustamante, académica de la Universidad de Brasilia, afirmó durante una mesa redonda virtual que la ciencia demuestra que los seres humanos se enfrentan a riesgos potencialmente irreversibles y catastróficos debido a múltiples crisis, como el cambio climático y el declive de la biodiversidad.

“Hay una pequeña oportunidad para cambiar esta trayectoria (…) el destino de la Amazonia es fundamental para la solución de las crisis globales“, añadió Bustamante.

En Brasil, la deforestación ha aumentado desde que el presidente Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019. El mandatario ha alentado la minería y la agricultura en las áreas protegidas de la Amazonia y ha debilitado los organismos de protección del medio ambiente.

Lee también: Algunas regiones del Amazonas están emitiendo más carbono del que absorben

Por su parte, Colombia informó hace una semana de que la deforestación aumentó un 8% en 2020 respecto del año anterior, alcanzando las 171.685 hectáreas y casi el 64% de la destrucción ocurrió la región amazónica del país.

Durante el panel, el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lamentó la falta de voluntad política de los países amazónicos para abordar los problemas de la selva. “No se ve liderazgo político y ninguno de esos presidentes ha tomado la batuta“, enfatizó.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias