{"multiple":false,"video":{"key":"oVn46yp2vr","duration":"00:03:17","type":"video","download":""}}

La gran barrera de coral en Australia está a punto de desaparecer debido a los estragos que causan en su ecosistema los desechos de la agricultura que van a parar a los mares.

Es considerada la especie viviente más grande del planeta con una extensión de más de 2.300 kilómetros, y puede ser vista incluso desde el espacio, pero podría desaparecer.

Lee también: Corales australianos: Vida marina en peligro por la contaminación de los océanos

El equipo de Desafío Tierra de CNN Chile y Chilevisión Noticias viajó hasta Australia para conocer sobre el proyecto que está cambiando la realidad que amenaza a la gran barrera de coral. Con esta iniciativa se busca preservar la que es considerada una de las siete maravillas del mundo y clave para la sobreviviencia de la biodiversidad marina.

Aproximadamente, desde hace unos 10 a 8 años, ha venido moviéndose de coral en coral. Destruyendo por completo grandes cantidades de este”, comenta Justin Pakneick, biólogo marino.

En una carrera contra el tiempo, un grupo de científicos, intentan salvar la gran barrera de coral australiana.

“La contaminación viene de fertilizantes, pesticidas y distintos químicos que se usan en la industria agrícola”, explica la ingeniera agrónomo María Paz Ribekc, integrante de Mayor Integrated Proyect.

Es algo que podemos cambiar. Trabajo a diario con los agricultores, buscando opciones para mejorar sus cosechas, de asegurarnos que el agua que utilizan sea de una mejor calidad, lo que ayudará a mejorar la salud del coral”, dice Carole Sweatman, directora de Mayor Integrated Proyect.

El depredador natural del arrecife más grande del mundo es “corona de espinas”, así se llama una estrella de doce puntas. Literalmente, lo deja blanco, porque se alimenta de carne de coral, dejándolo en los huesos.

Hemos visto un enorme incremento de esta especie. Cada vez son más, y en condiciones regulares, se ha convertido en una de las principales amenazas para la superficie que cubre la gran barrera de coral“, explica el biólogo marino Justin Pakneick, .

Junto al aumento de la temperatura del agua, han sido los responsables de la destrucción de casi un 60% de este patrimonio de la humanidad. Su población crece gracias a contaminación terrestre, nutrientes, sedimentos y químicos que provienen de la agricultura.

“Los químicos y fertilizantes que se utilizan en estas cosechas van al mar, y allí la especie se alimenta de ellos, generando un crecimiento acelerado en su población, la que se dirige hacia el coral“, sostiene la directora de Mayor Integrated Proyect.

María Paz es chilena y también, parte del proyecto tanto en tierra como en el mar, busca asegurar la existencia del ecosistema, que sostiene un 90% de la vida marina y que según proyecciones, podría desaparecer por completo en el 2100.

Tú puedes reducir sus químicos, tus fertilizantes, tus pesticidas y eso también trae un beneficio económico para los agricultores”, dice la ingeniera agrónomo chilena.

Csiro es parte de las 40 organizaciones que buscan mejorar la calidad del agua. Incluso utilizan tecnología mediante láseres, conocida como “Lidar”, que permite medir el crecimiento de las cosechas, para reducir el uso de fertilizantes.

Modelos de equilibrios que buscan ser replicados en nuestro país y que podrían asegurar la preservación de estos verdaderos patrimonios para las generaciones del futuro.

Lee también: Estudio afirma que las barreras de coral del mundo podrían desaparecer completamente el 2100

“Intentar desarrollar nuevo modelos que nos permitan, en el país, ocupar la ciencia, la ciencia de datos, la colaboracón, en abordar estos problemas que son endémicos y propios de Chile“, expresó Orlando Jiménez, director ejecutivo de Csiro Chile.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias