Los 10 animales más exóticos descubiertos durante la década pasada (02:59)
{"multiple":false,"video":{"key":"czsJzbrjPBP","duration":"00:02:59","type":"video","download":""}}

La comunidad científica ha catalogado a los cerdos salvajes como unos grandes destructores del ecosistema, sin embargo, un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Queensland descubrió que estos animales cultivan selvas tropicales biodiversas en sus hábitats nativos.

Esto se debe a que los nidos de estos cerdos, nativos de Malasia, entregan un aporte fundamental para mantener las comunidades de árboles diversos y equilibrados.

Lee también: Captan maravilloso registro de una orca en la Región de Los Lagos

El estudio indica que antes de dar a luz, los cerdos construyen nidos compuestos por plántulas de árboles, en sitios planos y secos del bosque.

Foto: Universidad de Queensland

“A medida que construyen sus nidos, los cerdos matan muchas de las plántulas dominantes y reducen inadvertidamente la abundancia de especies de árboles localmente dominantes, pero por lo general no son especies locales más raras, lo que respalda la diversidad de árboles”, explicó el Dr. Mathew Luskin, autor del estudio.

Lee También: Cámara de Diputados retomará proyecto de Ley de plásticos de un solo uso

El equipo destaca los aspectos positivos que producen los cerdos en el ecosistema, y los consideran como unos “jardineros forestales accidentales” ya que sin darse cuenta al anidar podan y reducen inadvertidamente la abundancia de “especies de árboles dominantes”.

“Es una idea intrigante, ya que los cerdos se han convertido en el animal más grande extendido en la tierra, por lo que documentar cualquier impacto ecológico nuevo tiene repercusiones masivas a nivel mundial“, enfatizó Luskin.

El estudio fue publicado en la revista Proceedings of the Royal Society

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias