Pastilla contra el COVID-19 (00:40)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVJSWD6efJ","duration":"00:00:40","type":"video","download":""}}

Investigadores de la Universidad Albany, Universidad de Columbia, Universidad de Jerusalén y la Universidad Autónoma de Madrid, comprobaron que las erupciones de grandes volcanes tropicales causaron algunos desastres naturales, además de producir cantidades masivas de gases nocivos y otro tipo de escombros.

Mediante archivos climáticos naturales, el equipo corroboró que las grandes erupciones enfrían temporalmente el planeta, provocando cambios en la distribución global de las precipitaciones.

Lee también: Expertos aseguran el contagio por malaria podría aumentar en África debido al cambio climático

Los datos, denominado producto PHYDA (Paleo Hydrodynamics Data Assimilation) ayudó al equipo a entender los impactos hidroclimáticos globales y estacionales ocurridos en el último milenio.

“No hemos tenido una erupción volcánica importante en 30 años, así que creo que tendemos a olvidar la magnitud de la alteración social que pueden causar”, comentó  Mathias Vuille, profesor del Departamento de Ciencias Atmosféricas y Ambientales de la Universidad de Albany.

Según el análisis, las alteraciones climáticas llegaron a un nivel de impacto, incluso mayor, que la erupción del monte Pinatubo, en Filipinas, en 1991 (considerada la más grande en los últimos 100 años).

Lee también: Estudio sostiene que razas de perros grandes tienen más posibilidades de sufrir de cáncer a los huesos

El estudio demostró que luego de grandes erupciones, la respuesta hidroclimática podría persistir hasta más de una década. 

Donde evidenciaron condiciones climáticas fue en:

  • Condiciones anormales secas: África tropical, Asia Central y Medio Oriente
  • Condiciones húmedas: Oceanía y regiones amazónicas de América del Sur.

PHYDA consiste en la reconstrucción global de las condiciones de la temperatura e hidroclima durante los últimos 2 mil años, donde recolectan registros de los anillos de los árboles, corales, hielo, isótopos centrales, sedimento de cuevas, sedimento de lagos y marinos.

El estudio fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias