Según un nuevo estudio el cambio climático estaría amenazando la existencia de las playas del mundo, asegurando que hasta la mitad de ellas podrían desaparecer para fines de siglo.

La investigación incluso afirma que para el 2050 algunas costas podrían volverse irreconocibles en comparación a lo que vemos hoy, debido a que 14% a 15% de éstas está enfrentando el riesgo de una erosión severa.

Si bien la pérdida de terreno costero variará según la ubicación, el estudio descubrió que muchas áreas densamente pobladas, incluyendo la costa Este de los EE.UU, Asia meridional y Europa central, podrían ver algunas playas desaparecer mientras el mar avanza hacia el interior por casi 100 metros para el 2100.

“Consideramos el umbral de 100 metros porque si la erosión excede los la cifra lo más probable es que la playa desaparezca. Esto porque la mayoría de las playas del mundo miden menos de 100 metros”, aseguró Michalis Vousdoukas, oceanógrafo costero, oficial científico de la Comisión Europea y principal autor del estudio. “En cierto modo, creemos que se trata de una evaluación preventiva en pos de la conservación”.

El estudio fue publicado el lunes 2 de marzo en la revista científica Nature Climate Change y fue realizado por científicos del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, así como por diferentes universidades de España, Portugal y los Países Bajos.

Utilizando proyecciones actualizadas del aumento del nivel del mar, los expertos analizaron cual sería el futuro de las playas de todo el mundo en un futuro con mares más altos y tormentas más peligrosas.

Lee también: Cambio climático: La costa chilena está bajo amenaza de inundaciones

También consideraron procesos naturales como la erosión de las olas y la geología subyacente de una playa. También tuvieron en cuento factores humanos como el desarrollo de edificios costeros, represas y los esfuerzos en pos del turismo veraniego, todo lo cual puede afectar la salud de las playas.

El estudio aseguró que es probable que el aumento del nivel del mar supere éstas otras variables, y que mientras más gases de invernadero emitan los humanos hacia la atmósfera, mayores serán los impactos en las playas del mundo.

Es difícil expresar que tan importantes son las playas del mundo. Cubren más de un tercio de las costas de la Tierra y trabajan como un amortiguador crítico para proteger dichos sectores de las marejadas ciclónicas.

Las playas también son importantes motores económicos que apoyan la recreación, el turismo y otras actividades. En algunas regiones, la playa es más que un simple destino de vacaciones. En lugares como Brasil y Australia, la vida cerca de la costa gira alrededor de las playas durante gran parte del año.

“En muchas partes del mundo el valor de las playas no se puede monetizar directamente”, agregó Vousdoukas. Algunos de los tramos de arena más populares del mundo ya están librando una guerra contra la física.

Normalmente, las playas son entornos dinámicos. Se supone que las costas cambian naturalmente junto con la marea, respondiendo a las alteraciones del nivel del mar.

“La costa que vemos hoy es solo una foto instantánea perdida en el tiempo”, aseguró Robert Young, director del Programa para el Estudio de Litorales Desarrollados en la Universidad de Western Carolina y geólogo costero. “Nuestras playas, humedales y estuarios se mueven de un lado a otro en respuesta al cambio del nivel del mar y lo han hecho desde que el comienzo de los tiempos”, agregó.

Lee también: Estudio revela que 80% de las playas chilenas presentan erosión debido al cambio climático

Sin embargo, los científicos aseguran que cuando nos establecemos cerca del mar interrumpimos el potencial de cambio de playas, deteniendo los procesos naturales que permiten que la arena se reponga por sí sola.

Hoy muchas de las playas que enfrentan los peores problemas de erosión están ubicadas en áreas urbanizadas, donde los rascacielos y las carreteras chocan contra la costa.

Lugares como Miami Beach requieren camiones con miles de toneladas de arena para arreglar las erosionadas costas, mientras que otros han construido enormes diques y rompeolas en un intento por mantener la preciosa arena en su lugar.

Sin embargo, los costos financieros y ambientales de estos proyectos son enormes, haciendo que los científicos adviertan que el aumento de los mares y las tormentas más potentes, sobrealimentadas por un clima más cálido, harán que los esfuerzos de preservación sean en vano. 

“En este momento, lo que estamos tratando de hacer en todas partes es mantener la costa en su lugar. Pero en las próximas décadas, no vamos a poder hacer eso, aunque quisieramos“, dijo Young.

La investigación descubrió que a medida que el nivel del mar continúa aumentando, más y más playas enfrentarán problemas de erosión. Australia probablemente será el sector más afectado, con aproximadamente el 50% de los 11.426 kilómetros de costa que tiene el país amenazados para el 2100.

Otros países que podrían ver grandes extensiones de costa erosionadas son Chile, China, Estados Unidos, Rusia, México y Argentina. Vousdoukas dijo que también es probable que los pequeños estados insulares sufran, especialmente aquellos en el Caribe, debido a su terreno plano.

Los investigadores descubrieron que los humanos tienen cierto control sobre lo que sucede en las playas del mundo. Los investigadores aseguraron que si los gobiernos del mundo pueden adherir a los modestos recortes a una modesta reducción de gases de invernadero, el 17% de las pérdidas de playa proyectadas para 2050 podrían evitarse, cifra que aumenta al 40% para el 2100 si detenemos detenemos las emisiones de carbono. 

“Al tratar de lograr los objetivos del acuerdo de París, podemos reducir el 40% de los impactos que proyectamos en nuestro estudio“, concluyó Vousdoukas.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias