{"multiple":false,"video":{"key":"czkdAsUnmgo","duration":"00:03:40","type":"video","download":""}}

En 1° ha aumentado la temperatura del planeta Tierra en los últimos 150 años, desde la Revolución Industrial.

Ese leve aumento podría parecer insignificante, pero es en realidad de extrema preocupación.

El cambio climático nos ha planteado un nuevo escenario como humanidad, y esa es la necesidad de reconvertir nuestra matriz energética.

Lee también: Chao, carne: Cambiar la dieta es una de las formas más prácticas de combatir el cambio climático

El profesor de geofísica René Garreaud explicó que el efecto invernadero se produce pues “la energía entra al sistema terrestre desde el Sol, calienta la superficie, la Tierra trata de refrescarse irradiando de vuelta hacia el espacio pero estas partículas son muy efectivas en atrapar esa energía y la devuelven hacia la Tierra“.

Esta concentración atmosférica de CO2 plantea tres escenarios. En el primero, que implica un cambio de visión inmediato que nos permita detener las emisiones de estas partículas, terminaría en un aumento de 1,8° C al año 2100.

Una intervensión tardía derivaría de todas formas en un aumento de hasta 3° C, pero el no tomar conciencia y no actuar a tiempo podría terminar en que la temperatura del planeta aumente en 5° C, lo que generaría cambios radicales en los microclimas.

Lee también: De las tomas de calles en Londres a la ordenanza contra plásticos en Providencia: El Día de la Tierra en Chile y el mundo

Hay zonas que se van a hacer prácticamente inhabitables, van a haber una serie de cambios en los patrones de tiempo y clima, tormentas más severas, etc.”, aseguró Garreaud.

Por eso resulta fundamental realizar la reconversión de la matriz energética, que es uno de los puntos clave que inciden en el calentamiento global.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias