VIDEO RELACIONADO - Preocupante déficit de nieve (02:22)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVHhs4LpSM","duration":"00:02:22","type":"video","download":""}}

Cada 17 de junio se celebra el Día Mundial de la lucha contra la desertificación y la sequía, ocasión en la que busca generar conciencia la falta de agua, el calentamiento global y la pérdida de la biodiversidad.

El fin es promover el uso sostenible de los ecosistemas y detener la degradación del uso de la tierra, según los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Casi 1.600 millones de personas en el mundo dependen de los bosques para subsistir, según la ONU. De ese total, 70 millones son indígenas.

Lee también Por altas temperaturas y escasas lluvias: El preocupante déficit de nieve que afecta a la Cordillera de Los Andes

La desertificación y la sequía están influenciadas por tres actividades:

  • Agropecuarias: Los cultivos de laderas provocan erosiones en zonas áridas, tienen un alto consumo hídrico, cambio en el uso de suelos.
  • Industria forestal y cultivos: Tiene un alto consumo hídrico, erosionan y acidifican el suelo, deforestación, constante peligro de incendios forestales.
  • Minería: Además de agotar los recursos y contaminar, provoca una erosión, pérdida y contaminación del suelo.

Estas industrias han aportado a agravar “la erosión, la falta de agua y la acidificación de las amplias zonas del país”, dijo Matías Asun, director de Greenpeace en Chile.

La sequía nacional tiene estrecha relación con la aprobación indebida de aguas, la cual afecta a cientos de ciudadanos que no no tienen acceso al elemento y deben depender de camiones aljibes. Un estudio de la Universidad de Chile, señaló que en los próximos 10 años, la disponibilidad del agua disminuirá hasta un 50%.

Lee también: Antes que sea tarde: IPCC e IPBES piden acciones urgentes para mitigar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad

La desertificación afecta a casi 7 millones de chilenos, esto equivale al 38% de la población y daña al 62% del territorio nacional.

Su reducción tiene relación con el aumento de las temperaturas, la disminución de los caudales de los ríos y el actual marco normativo: la actual Constitución chilena estipula explícitamente la propiedad privada sobre los derechos del agua.

Es por ello que con esta nueva carta fundamental que se escribirá, se espera que los 81 constituyentes electos que forman parte de la campaña “Suelta el agua” de Greenpeace garanticen el agua como derecho humano para diminuir estas cifras y comenzar un país mas sustentable.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias