Por Patricio Alarcón
{"multiple":false,"video":{"key":"b46JXs2Zhs","duration":"00:07:47","type":"video","download":""}}
Publicado por jferrada
VIDEO RELACIONADO – Entrega de contenedores de reciclaje – (07:47) 

Han sido catalogados como “héroes” anónimos de la crisis sanitaria y, a menudo, reciben aplausos de la ciudadanía. Son los trabajadores de empresas recolectoras de basura y de materiales reciclables, una actividad indispensable para el funcionamiento cotidiano que ya fue declarada como área esencial o de utilidad pública por el Gobierno.

Pero el rubro en la actualidad no lo pasa nada de bien, ya que se ha visto extremadamente afectado por la pandemia del coronavirus.

“La situación es compleja, en términos de salud y económicos”, explica a Desafío Tierra Soledad Mella, presidenta de la Asociación Nacional de Recicladores de Base, organización que articula a más de cinco mil trabajadores.

Situación similar es la que expone la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR), quienes aseguran que el abastecimiento de recursos reciclables, es decir aquellos materiales que reciben para reutilizar, ha disminuido entre un 30% y un 45%.

Lee también: Científicos crean enzimas mutantes que reciclan botellas de plástico en horas

“Esto tiene que ver con la baja de los residuos, por la falta de consumo. Si la industria y el comercio paran, naturalmente no se producen materiales para la recuperación y el reciclaje”, comenta a Desafío Tierra Alejandro Navech, gerente general de la gremial que agrupa a 29 compañías del área.

¿Qué impacto puede tener esto en el medio ambiente? Mucho. Una merma en la cadena sustentable significa que gran parte de los desechos recuperables están siendo enviados hoy a rellenos sanitarios comunes. “Las tasas de reciclaje que estaban aumentando ahora están disminuyendo con el COVID-19”, plantea Navech.

Tiempos complejos

El escenario es crítico. Por lo mismo, la industria del reciclaje ha debido disminuir turnos y optimizar el capital humano y las faenas operativas. A pesar de esto, desde la ANIR dicen que “hasta el momento no hay despidos en el sector”.

Quienes sí han visto afectada drásticamente su fuente laboral son los recolectores de base. Soledad Mella manifiesta que “en regiones hay compañeros que no han podido trabajar nada, porque entraron en cuarentena hace mucho rato”.

También en el lado económico, la industria del reciclaje en Chile vive dificultades con la cadena de pagos. La crisis ha obligado a los clientes que compran materiales reutilizados a recurrir a prórrogas en los plazos de pago, lo que afecta la capacidad de las empresas procesadoras de retribuir de forma rápida a quienes abastecen de productos reciclables.

“Las empresas que compran nuestras materias primas están entrando en conflicto. Muchas de ellas están teniendo problemas de flujo de caja y eso lo traducen en estirar los pagos a sus proveedores, que somos nosotros”, manifiesta Nicolás Fernández, gerente general de Metalum, en el campo del aluminio y el acero inoxidable.

Lee también: Recicladores y coronavirus: ¿Cómo tratar los desechos en tiempos de pandemia?

“Se está haciendo difícil mantener la política de ‘pronto pago’. Estamos evaluando y trabajando en apurar créditos blandos para la industria del reciclaje”, añade Navech.

Tal como toda actividad que debe seguir funcionando en el país, el reciclaje ha debido adoptar medidas de seguridad para hacer frente a los contagios de COVID-19. Considerando que la labor se desarrolla manipulando desechos, el uso de mascarillas o elementos de limpieza e higiene se hacen indispensables.

No obstante, sobre el acceso a estos productos de alta demanda durante la crisis sanitaria, la Asociación Nacional de Recicladores de Base acusa que han recibido escaso apoyo gubernamental: “No hay ninguna ayuda concreta del Gobierno. Estamos gestionando apoyos por nuestra cuenta con la Sofofa, privados e instituciones ambientales”.

Actuar y solucionar

Ante la poco alentadora situación, los actores del reciclaje en Chile piden soluciones y mayores resguardos. Todo esto pensando en evitar que el coronavirus acreciente aún más la emergencia climática en el país o afecte directamente a cientos de familias de los 60 mil recolectores de base que existen en el país.

En esa línea, Soledad Mella dice que están pidiendo “un bono compensatorio, ya que llevamos más de 60 años haciendo este rubro gratis”.

Lee también: Encuentran residuos plásticos en especie recién descubierta en las profundidades del océano

Por su parte, la ANIR llama a las autoridades “a diseñar un protocolo específico para el sector del reciclaje que detalle acciones a seguir en los puntos verdes, en las plantas de pretratamiento, compostaje, reciclaje y no solo en el retiro y transporte de residuos”.

“Somos un mercado que da sustentabilidad y es necesario para la economía circular. Por lo tanto, pedimos también que el Ministerio de Economía lance algo especial para el sector del reciclaje”, concluye Navech.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias