{"multiple":false,"video":{"key":"oVzUeSRuIX","duration":"00:02:46","type":"video","download":""}}

Hasta hace solo algunos días, nadie sabía de su existencia. Pero el acelerado derretimiento de los hielos en la Antártica la ha dejado en evidencia. Se trata de Sif, una nueva isla, el más reciente descubrimiento hecho por científicos que realizaban una exploración en el continente blanco y se toparon con lo inimaginable: tierra donde debería haber solo nieve y agua helada.

Es a raíz de la ola de calor que golpea al Polo Sur que los cambios en la Antártica han entregado impresionantes postales. Incluso nieve roja, que hoy sumaron otro llamativo fenómeno en su apariencia.

Lee también: Sif, la isla en la Antártica que quedó al descubierto tras derretirse el hielo sobre ella

El humano pisó la Luna el siglo pasado, pero hasta la semana pasada nadie había pisado el suelo antártico oculto debajo de la otrora gruesa y milenaria capa de hielo que caracterizaba a su superficie. 

Hemos sido testigos de que el cambio climático ya es un hecho, lo que podemos esperar es hallazgos como lo de esta nueva isla y quizás otros cambios que todavía no sospechamos“, explica la doctora Leila Cárdenas, investigadora del centro IDEAL.

Y es que el calentamiento global ha hecho estragos, la ciencia ha advertido sobre las devastadoras consecuencias, pero estas parecen indetenibles. Un satélite registró cómo, en solo nueve días, el 20% de las llamadas islas de nieve se derritieron debido a un calor que está cambiando la apariencia del continente blanco.

El impacto podría ser también en dejar un nuevo ambiente disponible para la incursión de organismos a ese nuevo ambiente. Ofrece un nuevo hábitat para los que ya viven ahí y también, quizás, para los que estén por llegar”, agrega la doctora Cárdenas.

Llegar a esta extensión de casi 400 metros de tierra no fue fácil, porque se navegó por donde nunca antes se había hecho. Por eso al poner un pie sobre ella, fue bautizada como Sif. Una referencia a la Diosa de la mitología nórdica, que significa fertilidad y vida.

Luce como el desierto de Chile con algo de verde, pero es en realidad el suelo antártico. En algunos lugares, se asimila a la cordillera de Los Andes y, en otros, extensas playas de rocas demuestran el impacto del deshielo acelerado. Hay que tenerlo claro, la Antártica se está transformando. Tanto así, que su blanco tradicional, está cambiando por un intenso color rojo.

Se aumentan los deshielos por lo tanto tenemos mucho más aguas líquida en el sistema y eso genera las condiciones para que aumente el número y la densidad de estas microalgas”, comenta el doctor Iván Gómez, director del centro IDEAL.

Se asemeja a una nieve de sangre, pero en realidad es producto de una “microalgas” que habitan dentro de este hielo milenario, pero debido a un estrés generado por los cambios en las condiciones ambientales y climáticas del mismo, desarrollan este pigmento de color rojo o verde.

Pero todo esto no es solo un cambio estético del continente blanco, representan la evidencia más clara del impacto que tiene el deshielo en el ecosistema antártico.

Lee también: “Nieve de sangre”: El fenómeno que sorprende y preocupa a científicos en la Antártica

Vamos a tener también efectos sobre las comunidades marinas, por ejemplo, que viven al lado de estos campos de hielo y de nieve”, dice el director del centro IDEAL.

Ya en el recuerdo va quedando la imagen de un lugar dominado por la nieve y las bajas temperaturas. Esta evolución tiene su origen en el cambio climático, que da una nueva cara a este punto del planeta, pero que evidencia, la gravedad de un problema, que por ahora, no tiene control.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias