{"multiple":false,"video":{"key":"czo5E0EUeRn","duration":"00:00:28","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Canales de Venecia limpios por cuarentena (00:28)

Luego de tres meses del brote del nuevo coronavirus que surgió en la ciudad china de Wuhan, los científicos han estado notando que, a medida que las personas se confinan por obligación o voluntariamente, los niveles de contaminación van reduciéndose más rápido de lo que se podían imaginar.

Es un clamor de ambientalistas y científicos durante los últimos años, reducir las emisiones de CO2 y NO2, para evitar que el planeta se siga calentando. Pero no ha sido fácil.

Aquello que no se logró con el Acuerdo de París y que no se pudo concretar en la conferencia mundial climática de Naciones Unidas, la COP25, parece haberlo logrado el nuevo coronavirus.

Lee también: Se ven los peces en Venecia: El impacto inesperado de una pandemia en el medio ambiente

El SARS-Cov-2, nombre del coronavirus que causa la enfermedad COVID-19, se esparció por el mundo y afecta a todos por igual, tanto como el cambio climático. Por lo que ciudades altamente congestionadas, redujeron notablemente la contaminación y emisiones que generan el calentamiento global.

Se vio primero en China, el país que más contamina el planeta y donde surgió en nuevo coronavirus. Luego fue Italia, el segundo país más afectado por el patógeno: imágenes satelitales revelaron la drástica reducción de la contaminación a pocas semanas de confinamiento.

Ahora, se suma Nueva York, donde todavía la cuarentena no es obligatoria, pero los ciudadanos se la han autoimpuesto. Los niveles de congestión del tráfico neoyorkino se han desplomado en un tercio desde el brote, con menos automóviles en la carretera que conducen a la reducción de los niveles de emisiones peligrosas.

Investigadores de la Universidad de Columbia descubrieron que los niveles de monóxido de carbono de la ciudad de Nueva York se redujeron en casi un 50% en comparación con 2019, y el tráfico en las calles cayó un 35% desde el brote del virus. Las emisiones de CO2 también disminuyeron entre un 5 y un 10%, mientras que los niveles de metano también disminuyeron.

Lee también: ¿Delfines y cisnes? En Italia reportan avistamientos poco usuales de animales tras cuarentena por cononavirus

El número de casos confirmados de coronavirus en Nueva York se duplicó a 1,871 en solo 24 horas entre el martes y el miércoles 17 y 18 de marzo, y se espera que estos números aumenten aún más, así lo reseñó Unilad.

El profesor Róisín Commane de la Universidad de Columbia, que dirigió el trabajo de monitoreo del aire de Nueva York, dijo: “Nueva York ha tenido números de monóxido de carbono excepcionalmente altos durante el último año y medio. Y este es el más limpio que he visto. Es menos de la mitad de lo que normalmente vemos en marzo”.

Además, la profesora Corinne Le Quéré de la Universidad de East Anglia está de acuerdo y dice: “Dependerá de cuánto dure la pandemia y de cuán extendida sea la desaceleración en la economía, particularmente en los Estados Unidos. Pero lo más probable es que creo que veremos algo en las emisiones globales este año”.

Sin embargo, se espera que las mejoras en la calidad del aire solo sean temporales, y los científicos han advertido sobre un posible aumento rápido de los niveles de contaminación del aire una vez que estemos del otro lado de la pandemia.

Lee también: Una década perdida: Los países tienen ahora menos tiempo para contener el calentamiento global

Los científicos aconsejan a los gobiernos que tengan cuidado al reestimular las economías, enfocándose en cosas que podrían reducir las emisiones, como la renovación de edificios, y tengan cuidado de no bloquear los combustibles fósiles una vez más.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias