Una fuerte ola de calor afecta a la región central de Sudamérica, donde esta semana se registraron récords de temperatura. El fenómeno afecta en particular a Argentina, Uruguay, Paraguay y el sur de Brasil.

En la ciudad de Buenos Aires, la capital del país trasandino, el termómetro marcó 41,1°C este martes, cifra más alta desde 1906. La Organización Meteorológica Mundial  de la ONU se hizo eco de la crítica situación que vive el país y advirtió que “la ola de calor de Argentina está afectando la salud, el suministro de agua y energía, y la agricultura”.

Lee también: Raúl Sohr analiza el calentamiento global: 2021 fue el quinto año más cálido de la historia

“El clima extremo y la pérdida de biodiversidad y el colapso de los ecosistemas se consideran tres de los diez principales riesgos globales por gravedad en los próximos 10 años”, señaló dicha organización.

Sumado a lo anterior, un corte de suministro eléctrico afectó a más de 700 mil usuarios en el área metropolitana de Buenos Aires, pero fuentes del gobierno argentino señalaron que no estuvo ligado a la ola de calor sino a un incendio en una vivienda.

Lee también: Super martes ambiental en el Congreso: Ley Marco sobre Cambio Climático, Código de Aguas, turberas y proyecto de glaciares

La ola de calor se debe a “una combinación de factores”, le explicó a BBC Mundo Matilde Rusticucci, doctora en ciencias de la atmósfera. “El cambio climático, por supuesto, es uno de los factores y lo que hace es aumentar la frecuencia de estas olas de calor”, dijo.

“Además de eso, estamos en un fenómeno de sequía muy persistente que tiene que ver, principalmente con que venimos de un fenómeno de La Niña“, agregó.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias