Biólogos de la Universidad de British Columbia descubrieron que varios osos pardos de los bosques de Canadá están perdiendo sus extremidades y en especial sus garras.

Los osos pardos dependen de sus patas para desenterrar alimentos como raíces e invertebrados o pescar. Ahora, los especialistas temen por el futuro de estos animales y trataron de encontrar cuál es la causa de esta compleja situación.

Clayton Lamb, biólogo de la Universidad de British Columbia, señaló al Washington Post que desconocían las causas respecto a la pérdida de las garras de varios osos pardos. La respuesta a esta interrogante tardó cinco años en llegar.

La investigación postuló teorías ligadas a alguna alteración genética y malformaciones prenatales, pero se dieron cuenta de que las garras faltantes habían sido arrancadas. Los rayos-X realizados a un oso pardo fallecido mostraron que la falta de garras se debía a una lesión provocada por trampas para animales de menor tamaño.

Radiografía de rayos-X muestra la pérdida de extremidades de un oso pardo.

Aunque estas trampas no estaban destinadas a cazar osos, estaban dañando y causando lesiones significativas a largo plazo. Los osos quedaban atrapados y luchando por escapar, jalaban sus patas provocando la mutilación de sus garras o extremidades.

Lamb expresó que tratarán de buscar soluciones para detener el uso de trampas en los hábitats de estos animales, aunque se ve un complejo panorama debido a la gran cantidad de estos aparatos que existen en el bosque. 

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile