{"multiple":false,"video":{"key":"bWIegYZfmAD","duration":"00:04:12","type":"video","download":""}}

De forma diaria debemos beber entre dos a tres litros de agua. Sin embargo, ¿te has puesto a pensar la cantidad de agua que se utiliza en los productos que consumes? Estimaciones han indicado que esto puede ascender hasta 3 mil o 5 mil litros.

Según las Naciones Unidas (ONU), la agricultura representa el 70% del consumo de agua a nivel mundial, y esta situación no es ajena a lo que ocurre en el país, el director del Centro de Cambio Global de la Universidad Católica, Sebastián Vicuña, indicó que en nuestro territorio se utiliza en “un 80% en la agricultura, un 10% en las ciudades y un 10% en la minería“.

Esta sequía, llevada a peligrosos niveles por el calentamiento climático y las pocas precipitaciones, provocaría en el futuro que la uva de la Región Metropolitana termine por extinguirse, provocando al sector movilizarse hacia el sur.

Lee también: Nueva alerta de la ONU: Los desastres climáticos se quintuplicaron en los últimos 50 años

“Al ir al sur, van a ver cultivos que no se van a poder producir, por lo tanto lo que va a pasar es que va a cambiar la matriz productiva frutícola de Chile. Si no tomamos medidas urgentes, no vamos a tener agricultura en los próximos 30 años“, manifestó el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela.

Lamentablemente en nuestro país ya existen 8 regiones que se encuentran en estado de emergencia agrícola. Una situación que en Valparaíso es grave, ya que solo ha llovido 3 días durante la época invernal. “El río Aconcagua se ha tenido que desviar parte del agua que se utiliza normalmente en la agricultura para poder acumularla en los embalses”, explicó Sebastián Vicuña.

Este déficit del consumo de agua a nivel nacional se traduce en la actualidad a unas 1,2 hectáreas por metro cúbico (hm³). Sin embargo, para 2050 esto alcanzará los 14,3 hm³.

Lee también: Expertos indican que el fenómeno de “La Niña” impulsará la sequía del suroeste de EE.UU. a niveles críticos

Una medida para poder mitigar este fenómeno es el plan presentado para la región del Maule, la que consta en que para 2023 los caudales y pozos deben encontrarse en sus estados en línea, medir su demanda de agua subterránea.

Se espera que estas medidas, y nuevas que pueden aparecer durante estos años, ayuden a controlar la alta demanda de agua que requiere la nación, ya que desde hace 13 años nos está golpeando una mega sequía que ha cambiado nuestros paisajes, dándoles a entender que la actual pandemia por COVID-19, no será la única que deberemos afrontar.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias