{"multiple":false,"video":{"key":"czoozLJYVZa","duration":"00:03:01","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Sequía en Chile y deshielo de glaciares – (03:01) 

A través de millones de años, el Ártico ha realizado un ritual inquebrantable: Durante el invierno el hielo del sector se expande producto de las gélidas temperaturas polares y durante el verano, los cuerpos de hielo se derriten, volviendo al océano de donde salieron.

En la era del cambio climático, el reflujo y flujo de este ciclo se ha alterado. En las últimas décadas, la cobertura total de hielo ártico ha estado en declive, expandiéndose menos y retirándose más cada año. De hecho, un estudio realizado por la Organización Mundial de Meteorología durante el quinquenio 2014-2019 indicó que el derretimiento se había acelerado exponencialmente. A pesar de todo, el Ártico siempre ha logrado permanecer congelado; sin embargo, científicos aseguran que esto podría cambiar en el futuro.

Un análisis a un gran número de modelos climáticos predicen que el Océano Ártico se quedará sin hielo durante los veranos en tan solo décadas, antes de que se acabe el siglo.

Un preocupante panorama que persiste incluso en los escenarios más alentadores, es decir, ocurriría incluso si reducimos considerablemente las emisiones de CO2 atmosférico.

Lee también: Alex Muñoz: “El cambio climático puede matar más gente que el coronavirus”

“Si reducimos las emisiones globales rápida y sustancialmente, manteniendo al calentamiento global por debajo de los 2°C en comparación a los niveles preindustriales, el hielo del Mar Ártico desaparecerá ocasionalmente en el verano, incluso antes del 2050”, aseguró Dirk Notz, geofísico polar de la Universidad de Hamburgo en Alemania, quien estuvo a cargo del estudio a Science Alert.

En la nueva investigación, Notz y su equipo examinaron docenas de diferentes proyecciones climáticas que simulaban la evolución del hielo ártico del futuro.

La información proveniente del Proyecto de Intercomparación de Modelos Acoplados Fase 6 (CMIP6 por sus siglas en inglés), integra algunas de las proyecciones climáticas globales de última generación.

En gran parte de las simulaciones CMIP6, el oceano Ártico se queda prácticamente sin hielo en los veranos antes de alcanzar el 2050, y sin importar qué escenario hipotético se emplee para realizar la proyección.

Lee también: Santiago: La contaminación atmosférica, el invierno y la pandemia 

“La gran mayoría de todos los modelos, y de aquellas proyecciones que captan de mejor manera la evolución observada, muestran que el Ártico se quedará prácticamente sin hielo para el año 2050”, aseguraron los autores en el estudio.

El derretimiento del Ártico afectará a miles de ecosistemas a lo largo del mundo y como es de esperar empeorará la situación de calentamiento global, ya que con menos hielo en la región Ártica disminuirá el rebote de la luz que permite conservar la temperatura de la tierra más baja. Los polos son como espejos que “devuelven” la radiación evitando que esta sea absorbida por la tierra.

“El calentamiento global significa que menos hielo se formará y que más se derretirá, pero también significa que, por la falta de hielo, una menor cantidad de la radiación incidental del Sol se reflejará, lo que hará que el planeta se caliente aún más”, afirmó la científica climática de la NASA Claire Parkinson en 2018.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias