{"multiple":false,"video":{"key":"b46vDFUlYk","duration":"00:04:13","type":"video","download":""}}

En medio de la pandemia que implica confinamiento y paralización de muchas actividades, el reciclaje es uno de los que se ve afectado. Chile es el segundo país de Latinoamérica que más basura produce al año y a esto se le suma que la tasa de reciclaje es muy baja.

Es por ello que la tarea de los recicladores de base se vuelve cada vez más relevante, ante la brecha que tenemos como país frente a otras naciones desarrolladas en esta materia. Pero en medio de una crisis sanitaria como la provocada por la pandemia de coronavirus, cuesta mucho que esta tarea se mantenga como venía haciéndose y, aún más, que escale a los niveles necesarios para aumentar la baja tasa de reciclaje en nuestro país.

Lee también: Recicladores piden medidas ante coronavirus: “Tenemos una relación muy directa con los residuos”

Para conocer cómo se desarrolla esta actividad, seguimos a los recicladores de base para evaluar cómo debemos seguir la tarea del reciclaje una vez superada la crisis sanitaria.

Desde hace 35 años Salvador Allendes se dedica a darle una segunda vida a residuos que desechamos, es reciclador de base, un oficio silencioso, muchas veces mal mirado, pero sumamente necesario en un planeta que cada vez está más contaminado.

Es un modo de vida y, lo que para unos es solo basura, para otros se convierte en una labor que se hace con pasión y vocación. “Me gusta este trabajo porque siempre te van saliendo cositas nuevas y te entretiene. Es como que me apasionó el reciclaje. Aprendimos que si no fuera por nosotros, los recicladores, habrían muchos vertederos“, comenta Allendes.

La llegada del COVID-19 al país ha puesto de relieve la vulnerabilidad de este sector, los antes llamados cartoneros, hoy recicladores de base, son independientes. Viven de lo que pueden generar en el día y hoy han visto caer sus ingresos: los más privilegiados, a la mitad; otros, a cero. “Al estar en cuarentena, nos quedamos sin trabajo. Yo, si me ganaba 300 (mil pesos) al mes, yo creo que ahora he ganado la mitad“.

En Chile, generamos 8,1 millones de toneladas de residuos domiciliarios al año, es decir, cerca de 1,26 kilos al día por persona. Sin embargo, solo el 4% de todos los desechos son reciclados, una cifra bastante alejada de países avanzados en esta materia que alcanzan a reciclar el 60% de sus residuos.

Lee también: ¿Qué ocurre con el reciclaje y el confinamiento?

Hablamos con Felipe, otro reciclador de base. Cuenta que estuvo varios días sin salir a reciclar, pero luego no tuvo más alternativa que arriesgarse. “Prácticamente como cuatro días (sin salir) y, después, he venido a la aventura. Arriesgando una multa, ¿de dónde voy a sacar 50 mil pesos? Pero jugándomela, para poder sobrevivir“, cuenta.

A la baja en sus ingresos hay que sumarle el peligro a contagiarse, es por eso que llaman a que los ciudadanos también protejan a los recicladores. “Usen bien las mascarillas, usen bien los guantes. Una vez que los desechen, échenlos, por favor, en una bolsa específica de uso de basura, porque nosotros no podemos lidiar con esos residuos“, exhorta Soledad Mella, dirigenta Asociación Nacional de Recicladores.

El 7 de abril, como parte de un programa de gobierno para impulsar este oficio, se incluyó como actividad esencial, así los recicladores pueden obtener permisos especiales para trabajar en zonas de cuarentena.

“Durante la crisis del COVID-19, (los recicladores) no han podido desempeñar sus funciones, es por eso que el Ministerio de Medio Ambiente, conjuntamente con ellos, está implementando una serie de medida que permita ayudarlos en este proceso“, expresó Carolina Schmidt Zaldívar, ministra del Medio Ambiente.

La Asociación de recicladores de base estima que existen alrededor de 60 mil personas en todo el país que se dedican a este oficio, por lo que ya lanzaron sus iniciativas para ayudar al sector.

Hemos levantado una campaña de alimentos no perecibles para los recicladores a nivel nacional. Insumos de aseo y de seguridad como guantes, mascarillas, antiparras, overoles, en lo posible, los vamos a estar recibiendo en el Liceo 1 en Santiago, desde la primera semana de mayo en adelante“, comenta Mella.

Lee también: Mal momento para el mundo del reciclaje: Industria ha caído hasta un 45% por el coronavirus en Chile

Hay formas en las que cada ciudadano puede aplicar sencillas prácticas que serían de gran ayuda para los recicladores. Felipe comenta que encontrar un contenedor lleno de latas o un lote de diarios ya clasificados, previamente, por quien los desechó, es una “bendición”.

Piense que esa lata que finalmente echó a la basura significa un ingreso menos para los recicladores de base y un riesgo más para el planeta. Solo con separar estos materiales usted estará ayudando por partida doble: hará mucho más fácil el trabajo de estas personas y contribuirá a que tengamos un mundo más limpio.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias