Crédito: Getty Images

Dentro de las varias iniciativas formadas en los Acuerdos de Glasgow, se gestó el compromiso de más de 30 países de acabar con sus vehículos a combustión desde 2030.

Este acuerdo pretende lograr normalizar los vehículos con cero emisiones y garantizar que sean accesibles, baratos y sostenibles para las personas.

Lee también: La COP26 cerró con decepcionante acuerdo climático y las críticas no se hicieron esperar

Su implementación es un punto clave para mantener las emisiones de carbono en línea con el Acuerdo de París y limitar el aumento de las temperaturas globales a 1,5 ºC.

Como una forma de ponerse en línea con este acuerdo, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció el pasado lunes un abanico de nuevas leyes en la Confederación de la Industria Británica y destacó que “tenemos que adaptar nuestra economía a la revolución industrial verde”.

Lee también: La cruda realidad climática de nuestro planeta bajo el lente del Fotógrafo Ambiental 2021

El primer ministro (PM) detalló que a partir del próximo año todo nuevo edificio y casa deberá poseer un punto de recarga para vehículos eléctricos. Asimismo, los supermercados, lugares de trabajo y edificios en renovación están sujetos a esta ley.

Si bien Reino Unido ya posee unos 25 mil puntos de recarga, la Autoridad de Competencia y Mercados manifestó que se necesitaría una cifra mucho más alta -10 veces más- para poder afrontar la conversión automotriz para 2030.

Ahora habrá que estar atento a las medidas que se implementarán en nuestro país, ya que Chile también adoptó esta medida que iniciará en 2035.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias