Por Alejandro Sepúlveda Jara
Reciclaje: En Chile dan una segunda vida a las baterías de litio - (03:10)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVqgscDU3u","duration":"00:03:10","type":"video","download":""}}
Publicado por alexisfarfan

A estas alturas todos debiésemos practicar la regla de las 3R: 

1.- Reduce los residuos que generas: ¿Realmente necesito lo que voy a adquirir? ¿Me hace falta de verdad?  

2.- Reutiliza antes de desechar: ¿Se podrá reparar? ¿Lo puedo transformar en algo útil nuevamente? 

3.- Recicla: Si no pudiste evitar adquirir un producto (reducir) o aprovecharlo en otra cosa (reutilizar), recién entonces piensa en separarlo para reciclar.   

El reciclaje es el proceso por el cual las materias primas de los productos que usamos a diario se pueden transformar en nuevos materiales. Para llevar a cabo este proceso es fundamental que separemos correctamente nuestros residuos en orgánicos e inorgánicos. 

Además, debemos saber qué se recicla y que no. En Chile se reciclan: vidrio, papel, cartón, cartón para bebidas, lata y plástico. Pero, no todos los productos compuestos por estos materiales son reciclables.  

Vidrio

Pese a su nobleza, no todos los productos de vidrio se reciclan, por ejemplo, quedan fuera de la recolección: ventanas, ampolletas, tubos fluorescentes, tubos de ensayo, loza, vidrio templado, espejos, parabrisas, entre otros.   

Lee también: Reabren puntos limpios en el país tras caída de hasta un 45% del reciclaje

El resto de los vidrios sí se reciclan, como vasos o botellas. Para que ello, esos envases deben lavarse, secarse, quitarles las etiquetas y las tapas.  

Latas y aluminio 

Aunque en nuestro país se recolectan las latas de bebidas o cervezas fabricadas con aluminio, su proceso de reciclaje no se realiza en Chile. Tal cual, esas latas que, por ejemplo, juntan los recolectores de base, son enviadas al extranjero, Brasil principalmente, para su proceso de reciclaje aumentando así su huella ecológica. El aluminio puede llegar a tener muchas vidas con el proceso adecuado.  

No tanto así las hojalatas, aunque estas sí se reciclan en Chile. Se procesan las que contienen frutas o pescados en conserva. Para su recolección, estos envases deben estar limpios, secos, sin etiquetas y aplastados. 

No se reciclan tarros de pintura, de aerosoles (como desinfectantes o desodorantes), ni tarros contaminados con productos tóxicos.  

Papel y cartón

No todo el papel y el cartón son reciclables, por ejemplo, no se recolectan los envases que contienen alimentos y que están contaminadas con grasa o aceite. Las cajas de pizza manchadas no se reciclan; ni las de sándwich ni completos, menos las servilletas de papel. Tampoco los vasos cartón para el café, té o jugo. No se reciclan los libros con tapa, papel térmico, encerado o parafinado, tampoco las hojas pintadas con témpera o papel sucio con manchas de grasa u otros residuos.   

Lee también: Cómo desechar correctamente los guantes y las mascarillas usados durante la pandemia

Sí se pueden reciclar papel blanco de impresora, aunque estén con tinta, hojas de cuaderno, boletas, facturas, papel de regalo, cartulina, cajas de cereales, siempre y cuando sólo tengan cartón y no una cubierta plástica, sobres, diarios, revistas, libros sin tapa, papel craff, tubos de papel higiénico o toallas absorbentes.  

Para que este material sirva debe estar limpio, sin clip, corchetes, cinta adhesiva, espirales o pegamento 

Cartón para bebida

Los envases de cartón para bebidas, comúnmente conocidos como Tetra Pak, están compuesto por cartón, polietileno en baja densidad (plástico) y aluminio. Por eso se agrupan en un contenedor especial al momento de su separación, son independientes del papel o del cartón, por ejemplo.  

Todos los envases de cartón para bebida se pueden reciclar, los que contienen jugos, leches, frutas, salsas de tomate, incluso, vino. En Chile este material se recolecta y cerca de un 20% se recicla, mientras que el otro 80% se envía a países como Brasil o México para su transformación.  

Para que los envases de cartón para bebidas sirvan en el reciclaje los debes entregar limpios, secos, extendidos y aplastados. ¿En que se transforman? Entre otras cosas para cajas de embalaje, papel tisú o insumos para la construcción.  

Plásticos

Para facilitar su separación, los plásticos se dividen en siete grupos 

1. PET, botellas de bebidas, agua, bandejas de torta, clamshell. Sí, son los más reciclables; salvo las botellas con aceite y vinagre.  

2. PEAD, botellas de shampoo, colonias, yogurt (grandes) leche, detergentes líquidos, artículos de limpieza. Sí, reciclables.  

3. PVC, tubos, cañerías, cables eléctricos, discos de vinilo, tarjetas de crédito. No, no se reciclan.   

4. PEBD, bolsas de supermercados, el envoltorio del arroz, los fideos, el papel higiénico, el pan de molde, los films plásticos, bolsas de basura. Sí, potencialmente reciclables.   

5. PP, mamaderas, tapas de botellas, bombillas, contenedores de alimentos, cajas de almacenaje, maseteros. Sí, potencialmente reciclables. 

6. PS, vasos, platos y cubiertos desechables, el plumavit, envases de margarina, helados, cereales, yogurt. Sí, potencialmente reciclables, pero salvo los envases con las etiquetas pegadas, como los yogurts.  

7. Agrupa el resto de los plásticos, muchas veces mezclados para formar un producto, como nylon, teléfonos, juguetes, artículos médicos, como jeringas, bandejas de microondas, sachet con mayonesa, mostaza, kétchup, salsa de tomate, fruta molida, etc. No, no es reciclable.  

Entonces los grupos 1 y 2 son los más reciclados. 4, 5 y 6 son complejos. 3 y 7 no se reciclan. Recuerda ver en los envases la clasificación que aparece con el número correspondiente entre el símbolo del reciclaje (el triángulo con las tres flechas) para recolectar como corresponde.  

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias