{"multiple":false,"video":{"key":"oVJsizE4HK","duration":"00:02:59","type":"video","download":""}}

Luego de más de dos meses de travesía por el mar de Chile, el velero Tara llegó al puerto de Valparaíso, su penúltima parada en territorio nacional. Allí, la tripulación, más autoridades científicas que colaboran con la misión, participaron del taller “Cooperación Francia-Chile en el océano y cambio climático: Camino a la COP 26”. Este, reveló los últimos avances que ayudan a comprender el impacto del cambio climático en los océanos.

La misión, realizada gracias a una colaboración entre la Fundación Tara Ocean y CEODOS Chile, genera un muestreo integral del material genético de los microorganismos que habitan el mar chileno, desde la Antártica hasta Iquique. En febrero pasado arribaron a la bahía de Puerto Montt, y luego pasaron por Talcahuano. Esta vez, la goleta Tara llegó a las costas de Valparaíso para mostrar parte de su expedición.

Lee también: “Encuentran más de 4 mil millones de partículas de plástico en una isla remota del Pacífico”

El encuentro congregó a autoridades políticas y científicas, destacando la participación de la ministra del Medioambiente, Carolina Schmidt, el ministro de Ciencia, Andrés Couve, el director de Políticas Internacionales de la Fundación Tara Ocean, André Abreu, el director del Centro de Modelamiento Matemático U. Chile y co-coordinador de la misión en Chile, Alejandro Maass; y el director de Medio Ambiente y Asuntos Marítimos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Waldemar Coutts, entre otros.

“La protección de los océanos es fundamental porque capturan el 30% de las emisiones antropogénicas, además de absorber el 90% del calor adicional generado por el calentamiento global. Es por eso que Chile ha sido líder en impulsar que el océano sea una parte integral de la respuesta al cambio climático y garantizar la integridad de los ecosistemas marinos y costeros”, aseguró la ministra Schmit.

Lee también: “Timelapse de Google Earth: Conoce cómo la Tierra ha cambiado por culpa del cambio climático”

Por su parte, André Abreu señaló la necesidad de avanzar en una transmisión más eficiente de la ciencia a los expertos y delegaciones nacionales, que trabajan al mismo tiempo en el marco de otras organizaciones de la ONU, como el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLT), para consolidar los avances que se han logrado hasta ahora.

La expedición

El velero Tara zarpó desde el puerto de Lorient, en Francia, a finales del año pasado y su primera parada fue Punta Arenas. Desde allí, su laboratorio a bordo ha estado recogiendo distintas muestras para entender las características fisicoquímicas de los microorganismos que habitan el océano.

¿Por qué partir por Chile en esta expedición? De acuerdo con el director de Políticas Internacionales de la Fundación Tara Ocean, la costa chilena continental “presenta un gradiente único y extraordinariamente completo de los ecosistemas planctónicos, en diversas temperaturas y biomas”. Lo que a su vez, “posibilita un estudio muy completo sobre esta microbioma oceánico, que es uno de los aspectos más importantes en el estudio del cambio climático en el mar”.

Para el ministro de Ciencia, Andrés Couve, “la importancia que tiene la expedición Tara es que combina una preocupación global, como el cambio climático, con nuevas capacidades que tenemos como seres humanos, como son la utilización de datos para el análisis de variables físico, químicas y biológicas en los océanos”.

Lee también: “Científicos explican que la energía desatada por los volcanes submarinos podría alimentar a un continente”

El director del Centro de Modelamiento Matemático U. Chile y co-coordinador de la expedición Tara en Chile, Alejandro Maas, explica que “este tipo de expediciones, que son muy masivas en datos, pretenden brindar desde la ciencia toda la información y herramientas posibles para la toma de decisiones respecto de lo que ocurre con el cambio climático en los servicios que aporta el océano”.

Asimismo, la académica del Departamento de Oceanografía de la Universidad de Concepción y co-coordinadora de la misión en Chile, Camila Fernández, agrega que “debemos aumentar nuestra capacidad de observar el océano, mejorar nuestra tecnología y abrir nuevos campos multidisciplinarios para predecir y mitigar desde la evidencia”.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias