Crédito: Clint Penick

Un equipo de científicos descubrió un extraño ritual que realizan las hormigas saltarinas de la India, en el cual algunas pueden cambiar el tamaño de su cerebro.

Hasta ahora, es el único insecto que se conoce que es capaz de encoger y volver a crecer su cerebro, señaló The New York Times. 

Explican que cuando la reina croa, la mayoría de las hormigas hembras de la colonia comienzan inmediatamente a azotarse entre sí con sus antenas en una gran batalla por el trono. Eventualmente, las vencedoras, llamadas “gamergates”, emergen y comienzan a reproducirse en masa.

Lee también: Expertos dicen que las avispas pierden, de forma aislada, su capacidad de reconocimiento facial

Señalan que las gamergates y las hormigas obreras se ven muy similares corporalmente, sin embargo, el equipo descubrió que los cerebros de las primeras son muchos más pequeños, especialmente en las regiones relacionadas con la visión y la cognición.

Si miras dentro de sus cuerpos, puedes ver las enormes transformaciones que experimentan“, comentó Clint Penik, autor principal del estudio y biólogo de la Universidad Estatal de Kennesaw, de Estados Unidos.

Lo increíble de este hallazgo es que debido a que las gamergates, con apariencia de reinas, viven sus vidas apareándose y poniendo huevos en la oscuridad de la colonia, por lo que realmente no necesitan poder ver o hurgar por comida.

Lee también: Rinocerontes en Nepal: Su población llegó al nivel más alto en décadas debido a la disminución del turismo

Además, como el cerebro es un órgano que consume mucha energía, la hormiga elimina ciertas partes para ahorrar combustible.

“Las hormigas obreras necesitan un cerebro grande para hacer frente a estas tareas cognitivas, pero los gamergates no necesitan pensar tanto. Una vez que ganan el torneo, se convierten en poco más que máquinas para poner huevos“, señaló Penik.

El hallazgo fue publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, y describe que al sacar una gamergates de su colofonia, no mueren (como pensaron los autores), en lugar de eso sus cerebros vuelven a crecer al tamaño previo del tornero y se transforma nuevamente en hormigas obreras.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias