{"multiple":false,"video":{"key":"bMspEl","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Valdivia es reconocido por poseer una exquisita biodiversidad, llena de bosques, río, montaña y taxis fluviales que la convierte en un oasis chileno para convertirse en la primera ciudad del país en carbono neutral.

El parque Oncol es la evidencia de ello, ya que ubicado a unos 40 minutos de Valdivia y con 2.841 hectáreas de selva posee una hermosa flora y fauna responsable de acoger a casi un tercio de las especies que se avistan entre Aconcagua y Chiloé.

“No se trata de expandir estos fragmentos, su vida igual digamos es mucho más corta y eso creo que hoy en día es el principal desafío“, dijo Pablo Rámirez, investigador de manejo ecosistémico de Arauco.

Lee también: La lucha de Beijing contra el “apocalipsis del aire” está mostrando buenos resultados

Sin embargo este prístino ecosistema es vulnerable y mediante la implementación de sensores de movimiento, cámaras trampa e inteligencia artificial son utilizados para contabilizar y monitorear las especies del sector.

El investigador de conservación de especies de Bioforest Arauco, Raúl Briones, detalló que las cámaras trampa se activan con los movimientos cercanos grabando automáticamente video y fotografías. “Nos ayudamos de un aparato que emite sonidos”, agregó.

Es tecnología ha logrado captar a especies que se crean existas en la zona, como:

  • Pumas junto a sus crías
  • Zorrito de Darwin
  • Sapito de oncol, entre otros

Lee también: Greta Thunberg acusa que la crisis climática sigue muy atrás en la agenda política

Asimismo, en la línea de la conversación con el medio ambiente, en Valdivia se han implementado unos taxis fluviales con cero emisiones de carbono. Esto significa, que durante el día, sus viajes son realizados gracias a la carga solar, la cual continúa funcionando pese a las condiciones climáticas, como lluvias.

“Valdivia cero es una iniciativa que apunta en esta línea, donde se busca generar un empujón para que esta ciudad sea pionera en la captura de gases de invernadero a gran escala urbana en el país“, manifestó Marcela Wulf, sugerente de Asuntos Públicos de Arauco.

La población valdiviana ya se ha embarcado en esta misión y aproximadamente son mil personas que de forma mensual utilizan los taxis fluviales, ahorrando una tasa aproximada de 14 toneladas de CO2, explicó Cristóbal Lamarca, del consorcio Valdivia Sustentable.

Lee también: Unicef: Mil millones de niños están “gravemente expuestos” a los riesgos del cambio climático

Este medio de transporte acuático funciona con la instalación de paneles fotovoltaicos en su techo, “nos van suministrando la energía necesaria para tener 48 voltios”, dijo Ariel Aguilar, patrón de la embarcación Solar III.

Sin duda, estas medidas entregan nuevas rutas para que otras ciudades del país comiencen a implementar y abrazar la idea de cambiar su estilo de vida para ayudar a mitigar la actual emergencia climática que está afectando a nuestro planeta y, por consiguiente, nuestra biodiversidad.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias