{"multiple":false,"video":{"key":"yfd5o8TPkzO","duration":"00:25:17","type":"video","download":""}}

Un plan de mitigación ambiental, cárcel para quien contamine el agua y el traspaso de uso de suelo de los gobernadores, son parte de las propuestas del abanderado presidencial por el Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami, quien se refirió a los desafíos de cara a la crisis medioambiental.

“Lo primero es la coordinación continental que está lejos de cualquier programa de gobierno, y que en mi programa de gobierno es el eje de cualquier política frente al caos climático”, señaló frente a este problema.

Lee también: ¿Por qué las Contribuciones Nacionales Determinadas son tan valiosas en la acción climática?

En relación a las energías renovables, el candidato aseguró que “El hidrógeno verde es una oportunidad en la medida que Enap no sea solo un instrumento, que sea un socio estratégico”. “Para el medioambiente usted requiere más Estado, no solo del mercado (…), yo digo más Estado para cuidar el medio ambiente”, puntualizó.

“Nosotros proponemos un plan de mitigación ambiental de 600 millones de dólares a las empresas públicas como Codelco. En el largo plazo, no tengo ninguna duda de que lo que tenemos que hacer es aumentar a 2 puntos del producto la inversión en ciencia y tecnología”.

Sobre la crisis hídrica, el partió estableciendo propuestas en torno a lo estructural e institucional. Un ministerio del agua y una agencia nacional del agua y “un manejo de cuencas con todos los involucrados en las comunidades”, fueron parte de las ideas que explicó.

“En materia de agua en la Araucanía (donde yo he estado), sugiero una ley penal medioambiental. Se pagará con cárcel la contaminación del agua”, dijo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias