VIDEO RELACIONADO - Muere astronauta de Misión Apollo XI (01:08)
{"multiple":false,"video":{"key":"czt42waZmoP","duration":"00:01:08","type":"video","download":""}}

Uno de los mayores misterios sin resolver de nuestro Sistema Solar, fue cómo Marte se transformó de un mundo capaz de albergar vastos lagos, y posiblemente vida, a un inhóspito planeta estéril que hoy conocemos.

Los científicos saben a ciencia cierta que Marte sí albergó una gran cantidad de agua líquida, debido a las grietas en su superficie, los restos de delta y sedimentos rocosos. Gracias a imágenes satelitales, consideran que los restos de estos sitios alguna vez fueron acuosos y es por ello que son un proveedor lugar para descubrir pistas sobre la vida microbiana pasada.

Lee también: Sería el segundo país en salir del sistema solar: China está planificando una misión espacial interestelar 

En 2013, se propuso la teoría de que el secreto del pasado acuático de Marte tendría sus raíces en la historia atmosférica marciana, pero fue rechazada por miembros de la comunidad científica debido a que las nubes deberían haber mantenido su cohesión durante mucho más tiempo de lo que lo hacen sus equivalentes terrestres más cercano, conocidas como nubes de cirros.

Sin embargo, unas nuevas simulaciones realizadas por investigadores de la Universidad de Chicago, revelaron que de hecho si era posible que las nubes perseveraron y que su clave en la longevidad estaba relacionado con la cantidad de hielo de agua presente en la superficie marciana.

Mediante versiones de simulaciones avanzadas en 3D, por computadoras, el equipo demostró que en los casos donde había una capa de hielo cubriendo el suelo, esto conducía a una humedad en la superficie, lo que desencadenaría a la creación de nubes a baja altitud.

Lee también: Apolo 11: Murió Michael Collins, el astronauta que integró la primera misión tripulada a la Luna

Sin embargo, cuando cambiaron la simulación a una con menos cobertura de hielo en la superficie, sólo en regiones polares y cimas de montañas se descubrió que el aire cerca de la superficie era mucho más seco. Esto, a su vez, llegó a la creación de nubes a gran altitud que podrían durar hasta un año antes de perder su cohesión.

“La construcción de modelos basados ​​en la intuición terrestre simplemente no funcionará, porque esto no es en absoluto similar al ciclo del agua de la Tierra, que mueve el agua rápidamente entre la atmósfera y la superficie”, explicó Edwin Kite, geofísico en la Universidad de Chicago

El equipo cree que las nubes heladas de gran altitud provocaron un efecto invernadero en Marte, esto porque el calor del Sol quedaba atrapado en la atmósfera, calentando aún más el planeta y permitiendo la presencia de agua líquida en la superficie.

El estudio fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences y el equipo se encuentra esperando nuevos de Perseverance para ayudar a probar su teoría.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias