Crédito: Goddard / Universidad de Arizona / NASA

(CNN) -Una nave espacial de la NASA se despedirá de su compañero asteroide de los últimos años. Este miércoles OSIRIS-REx estará realizando un sobrevuelo final alrededor de Bennu.

La nave espacial hizo historia cuando aterrizó brevemente en el asteroide el 20 de octubre de 2020 y recogió una muestra considerable de la superficie, la cual fue guardada de forma segura en su interior para ser devuelta a la Tierra en 2023.

La misión OSIRIS-REx, conocida formalmente como Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification, Security, Regolith Explorer, llegó por primera vez al asteroide en diciembre de 2018 y ha estado orbitándolo desde entonces.

Lee también: La NASA reveló el primer informe meteorológico del cráter Jezero en Marte

Durante el sobrevuelo del miércoles, la nave espacial obtendrá un primer plano final de Bennu, capturando imágenes de la superficie del asteroide desde solo 2.3 millas de distancia. Las imágenes deberían revelar las secuelas del evento de recolección de muestras en octubre, que fue un asunto desordenado.

La superficie del asteroide se alteró cuando el cabezal de muestreo de OSIRIS-REx se hundió 1,6 pies en la superficie y disparó una carga que contenía gas nitrógeno para alterar el material de la superficie y facilitar un poco la recolección de muestras.

Los propulsores de la nave espacial también lanzaron material en el aire cuando la nave espacial se alejó del asteroide después de recolectar la muestra. La gravedad que pose esta roca espacial es débil, por lo que se lanzaron piedras y polvo, los cuales se dispersaron durante todo el proceso.

Las imágenes capturadas mostrarán a los científicos cuánto alteró el evento de recolección de muestras la superficie del asteroide. La nave espacial pasará casi seis horas tomando imágenes de Bennu, lo que permitirá que sus cámaras vean al asteroide completar una rotación completa.

La ruta de este sobrevuelo es familiar para OSIRIS-REx, que realizó uno similar mientras buscaba un sitio de aterrizaje en 2019. Las instantáneas de ese año se utilizarán con las nuevas imágenes para crear comparaciones de antes y después.

Días después del sobrevuelo, las imágenes y datos se enviarán a los equipos de la misión para analizar los cambios en Bennu y evaluar los instrumentos de la nave. OSIRIS-REx permanecerá en el área alrededor de Bennu hasta el 10 de mayo, día en que comenzará su viaje de dos años y 200 millones de millas de regreso a la Tierra.

Lee también: Lista para venir a la Tierra: Misión de la NASA almacenó con éxito una muestra del asteroide Bennu

La muestra del asteroide podría arrojar más luz sobre la formación del sistema solar y cómo elementos como el agua pueden haber sido enviados a la Tierra primitiva por impactos de asteroides. Una vez que OSIRIS-REx se acerque a la Tierra en 2023, arrojará la cápsula que contiene la muestra, que atravesará la atmósfera y se lanzará en paracaídas hacia el desierto de Utah.

“Estamos muy emocionados de que la misión esté planeando un sobrevuelo de observación más del asteroide Bennu para proporcionar nueva información sobre cómo respondió el asteroide al evento de recolección de muestras Touch-and-Go y para dar una despedida adecuada”, sostuvo Lori Glaze, directora de ciencia planetaria de la NASA.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias