VIDEO RELACIONADO - Rusia tendrá su estación espacial (02:29)
{"multiple":false,"video":{"key":"czt760xkodP","duration":"00:02:29","type":"video","download":""}}

Este lunes el Centro de Vuelo Espacial de Goddard de la NASA, anunció que la Sonda Solar Parker detectó una señal de radio natural en la atmósfera superior de Venus mientras realizaba un breve giro.

Esto respeta la primera medición directa de la atmósfera de Venus en casi 30 años de investigación. Además, un estudio confirmó que su atmósfera superior sufre cambios durante un ciclo solar, equivale a 11 de actividad del sol.

De esta manera, las investigaciones marcan una última pista para entender cómo y por qué Venus y la Tierra son tan diferentes.

Lee también: Científica dijo que efectivamente ciertas estrellas viajan en el espacio a la velocidad de la luz

La Tierra y Venus son gemelos

Expertos han señalado que ambos planetas nacieron de un proceso similar, esto porque ambos son rocosos y poseen un tamaño y estructuras similares. Sin embargo, Venus carece de un campo magnético y su superficie alcanza temperaturas suficientemente altas como para derretir el plomo.

La sonda está diseñada para estudiar los vientos solares, pero para acercarse a él debe sobrevolar por las órbita de Venus, y tomar el impulso necesario para acercarle así al sol.

Durante los 7 minutos que la sonda estuvo más cerca de Venus, uno de sus instrumentos FIELDS captó una señal de radio natural de baja frecuencia.

El equipo señaló que tras analizar los datos obtenidos el pasado 11 de julio de 2020, descubrieron que como la Tierra, Venus posee una capa de gas cargada eléctricamente en el borde superior de su atmósfera, llamada ionosfera.

Lee también: Telescopio Hubble captó a una estrella lejana que lucha contra la autodestrucción

Esto puede estar cargado por plasma o gases y logra emitir de forma natural las ondas de radio. Tras los últimos análisis enviados por la sonda, descubrieron que la ionosfera de Venus es mucho más delgada cuando experimenta un mínimo solar.

De esta manera, el estudio ayudará a los investigadores a determinar cómo Venus se convirtió en un planeta de aire tóxico y abrasador. Además, de entender los cambios de la ionosfera para comprender cómo ha evolucionado su atmósfera.

El estudio fue publicado en la revista Geophysical Research Letters.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias