Según un reporte del sitio CompuTrabajo publicado a principios de 2020, dentro de los profesionales más solicitados se encontraban los programadores. Hoy, en medio de la pandemia, su presencia es aún más solicitada. “La gran mayoría de las herramientas cotidianas en todas las profesiones, desde la medicina hasta la orfebrería, dependen de tecnología, ya sea de aparatos o aplicaciones. Por lo tanto, hoy en día se requiere de más gente capacitada para crear y mantener los programas que dan vida a estos”, señala el programador chileno Sebastián Findling.

El amplio campo que deben cubrir, es el que ha permitido una oferta laboral abundante para estos profesionales. Así lo cotejó la red social LinkedIn este año, cuando ubicó a los programadores entre los 10 trabajos con más demanda en Latinoamérica.

Lee también: Del país al mundo: Conoce a los programadores chilenos de exportación

¿Qué hace un programador?

Es evidente que la labor de un programador es la de programar distintas aplicaciones o esquemas computacionales. Sin embargo, detrás de esa labor se esconde todo un lenguaje especializado que ellos deben de aprender para darles órdenes determinadas a un dispositivo. El programa que desarrollan se denomina software y es el que actúa sobre el hardware, el cual se refiere a las piezas físicas de un aparato electrónico.

Lo cierto es que para programar, no solo existe un lenguaje o código, sino que a día de hoy son varios. Entre los más conocidos se encuentran el Javascript, HTML, CSS, Python, PHP, entre otros.

El aprendizaje de estos lenguajes se suele asociar con las matemáticas, pero para Sebastián Findling, el asunto es distinto. “Muchos aborrecen las matemáticas, entre los cuales me encuentro yo. Desde pequeños se nos inculca que la informática es matemática, pero eso no es así, ya que la programación está mucho más ligada a la lógica. Basta con tener capacidad de abstracción e incorporar sus conceptos poco a poco para aprenderla”, comenta.

Una carrera bien pagada

A pesar de que Chile se posiciona como uno de los países más digitalizados de América Latina, la carencia de programadores es evidente. Esto se ha reflejado en los salarios que les ofrecen las empresas, en donde un programador puede llegar a recibir rentas mensuales brutas que van desde los $2,3 a los $3,6 millones, según la guía salarial Robert Half 2021.

¿Cómo fue creciendo la importancia de estos profesionales en nuestra sociedad? Según comenta Sebastián Findling, su crecimiento se puede explicar en tres etapas. En primer lugar, la llegada del año 2000 trajo consigo el desarrollo de la banda ancha y el boom en la creación de páginas web. Allí fue fundamental la labor de los programadores.

Diez años después, el apogeo de los teléfonos móviles inteligentes llegó de la mano con el desarrollo de apps que las empresas requerían y que solo los programadores podían crear. Finalmente, en los últimos cinco años se ha registrado un aumento en la creación de startups que subsisten gracias a las nuevas tecnologías. Además, empresas tradicionales han decidido digitalizarse precisando de la ayuda de programadores.

¿Cuál es el perfil de un programador?

Para convertirse en uno, como ya se ha dicho, no hay que ser un especialista en matemáticas. En nuestro país, además de estudiar la especialidad en universidades (generalmente se asocian a carrera de Ingeniería), también existe la posibilidad de estudiarla en Institutos o en internet.

“Quien desee convertirse en programador, debe gustarle explorar y tener paciencia para ejercer prueba y error, ya que para programar no existen fórmulas mágicas que solucionen problemas, como ocurre con las matemáticas. La informática es una ciencia impredecible donde tienes que buscar incansablemente en internet para superar trabas que impiden que tu algoritmo funcione”, afirma Sebastián Findling.

Lee también: Científico jefe de la Fuerza Espacial de EE.UU. indicó que llegó el momento para desarrollar supersoldados

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias