Crédito: Universidad de Rochester

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la industria textil genera un 10% de las emisiones globales de carbono y un 20% de las aguas residuales. Esta problemática tiene a los expertos de todo mundo ideando nuevas forma de estar a la moda, pero sin descuidar el medio ambiente.

Partiendo desde esta premisa, investigadores de las universidades de Rochester y Tecnológica de Delft decidieron utilizar la tecnología de impresión en 3D para crear ropa hecha de algas. El equipo creó un material híbrido mediante la combinación de compuestos vivos y no vivos.

Lee también: Ingenieros del MIT crean la primera fibra digital del mundo capaz de recopilar y analizar datos

Los investigadores usaron celulosa bacteriana, un compuesto orgánico excretado por bacterias, la cual es reconocida por sus propiedades mecánicas, entre las que se incluyen una gran flexibilidad, resistencia y capacidad para mantener su forma.

La celulosa bacteriana fue utilizada como “el papel de una impresora”, mientras que las microalgas vivas actuaron como la tinta. Ambos elementos se mezclaron en la impresora 3D, dando como resultado el material híbrido capaz de realizar la fotosíntesis como las plantas, pero que, al mismo tiempo, es robusto.

“La impresión 3D ha demostrado ser una tecnología eficaz para fabricar materiales vivos que tienen muchos beneficios ambientales”, manifestó en un comunicado Anne S. Meyer, profesora en Rochester. Los procedimientos y detalles fueron publicados en la revista Advanced Functional Materials.

Lee también: ¡Hasta la puedes lavar! Crean tela inteligente que puede convertir a la ropa en una enorme pantalla

El equipo detalló que esta nueva tela impresa es ecológica, lo cual permitiría ayudar a las industrias a reducir sus emisiones de carbono y la cantidad de productos químicos tóxicos que utilizan, muchos de los cuales terminan contaminando lugares como ríos y océanos.

Los expertos detallaron que este material puede ser utilizado para una gran variedad de aplicaciones, incluido para injertos de piel en pacientes con quemaduras u otros problemas de salud. “El oxígeno generado ayudaría a iniciar la curación del área dañada, o podría llevar a cabo la curación de heridas activada por luz”, explicaron.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias