VIDEO RELACIONADO - Crean cámara con forma de ojo que imita los movimientos (01:10)
{"multiple":false,"video":{"key":"czsNILPecH9","duration":"00:01:10","type":"video","download":""}}

Son varias las personas que no les gustan las agujas y para ellos, lamentablemente, es un mal necesario cuando están enfermos o deben inocularse para prevenir una enfermedad, especialmente ahora donde los gobiernos han instado a la inoculación contra el SARS-CoV-2.

Por lo general las agujas están fabricadas en base a polímeros biodegradables, los cuales se disuelven para liberar la carga útil, que pueden ser medicamentos, vacunas, células u otras moléculas terapéuticas.

Pero los investigadores de la City University of Hong Kong, en China, desarrollaron una nueva versión la cual está hecha en base a hielo, con el objetivo de facilitar su fabricación y uso.

Lee también: Energía renovable: Mediante un cometa submarino generan electricidad gracias a las mareas

A diferencia de las grandes agujas hipodérmicas, que deben ser lo suficientemente largas para llegar a la vena del brazo, las microagujas del parche de hielo mide menos de 1 mm de largo.

Parche de microagujas. Crédito: City University of Hong Kong

Esto significa que el parche, diseñado para aplicarse como un parche curita, solo penetra una distancia muy corta entre la piel y no llega a las terminaciones nerviosas, por lo que son indoloras.

¿Cómo funciona?

El equipo explica que las células terapéuticas se cargan en las microagujas, donde se combina con un crioprotector para luego ser congeladas en hielo. Una vez que entra en contacto con la piel, rompe el parche de respaldo y debido al calor corporal del paciente, este se derrite liberando la carga útil.

Lee también: Innovador experimento: Moléculas lucharon en un solo estado cuántico

El equipo señala que el uso de hielo tiene algunas ventajas sobre los sistemas de microagujas tradicionales. Deja menos desechos y el hielo puede preservar las células para un almacenamiento en frío a largo plazo.

En pruebas de laboratorio, el equipo cargó el parche con células dendríticas con ovoalbúmina, una forma de inmunoterapia para tratar cáncer en ratones. Las pruebas inmunitarias posteriores evidenciaron mejor respuestas que las producidas en inyecciones subcutáneas o intravenosas.

Un esquema que ilustra cómo funciona el nuevo parche de crioagujas. Crédito: City University of Hong Kong

Para el autor principal del estudio, el doctor Xu Chenjie la aplicación de este dispositivo no se limita solamente a la entrega de células, ya que el parche puede empaquetar, almacenar y administrar otro tipo de agentes terapéuticos bioactivos, como proteínas, péptidos, ARNm, ADN y vacunas.

La investigación fue publicada en la revista Nature Biomedical Engineering y el dispositivo adrede un método alternativo, eficaz y fácil de usar “para la administración de productos terapéuticos en las clínicas”.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias