VIDEO RELACIONADO - COP26: La última oportunidad del planeta (02:40)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVQXFFuYqj","duration":"00:02:40","type":"video","download":""}}

Durante esta semana, el gobierno alemán realizó una ceremonia de inauguración de una nueva instalación que produce combustible para aviones a partir de agua, dióxido de carbono y electricidad, con el objetivo de reducir sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y convertir a la industria de la aviación en una más verde.

Para producir este combustible, el queroseno sintético se mezclará con hidrógeno de agua y dióxido de carbono atmosférico, mediante la implementación de la electricidad producida por sus parques eólicos. Esto significa que será un producto carbono neutral.

Lee también: La importancia de los sumideros naturales: Absorben el CO2 que emitimos

“La era de la quema de carbón, petróleo y gas natural está llegando a su fin. Al mismo tiempo, nadie debería tener que sacrificar el sueño de volar. Es por eso que necesitamos alternativas al queroseno convencional que daña el clima“, señaló Avenja Schulze, ministra de Medio Ambiente alemana, según consiga AP.

Crédito: Aleksandra Furtula

Lee también: La huella de carbono de la informática es mayor a la estimada previamente

Detallan que esta planta podría producir unos ocho barriles de combustible sintético al día, lo suficiente para llenar un pequeño avión cada tres semanas.

Aun así, esta prometedora planta marca un gran paso hacia la eliminación del 2,5% de las emisiones globales de GEI que provocan los viajes aéreos, además de esperar que en un futuro puedan producirse a una escala industrial.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias