Como una medida para monitorear los huesos luego de una lesión o por algún padecimiento, investigadores de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, crearon un sensor ultrafino del tamaño de una moneda de 10 pesos capaz de transmitir los datos de manera inalámbrica.

“Con esta interfaz, básicamente tienes una computadora en el hueso. Esta plataforma tecnológica nos permite crear herramientas de investigación para que los científicos descubran cómo funciona el sistema musculoesquelético y utilicen la información recopilada para beneficiar la recuperación y la terapia”, dijo Philipp Gutruf, coautor del estudio en comunicado.

Lee también: Diseñan el sistema de detección de mentiras más avanzado del mercado: Monitorea los músculos faciales

El dispositivo, llamado electrónica de oseosuperficie, posee una serie de sensores y no necesita batería, ya que la energía se puede transmitir desde el exterior utilizando la comunicación de campo cercano (NFC). Asimismo, el equipo creó un adhesivo que posee partículas de cerámica de fosfato de calcio, lo que permite que el hueso crezca sobre él.

Crédito: Universidad de Arizona

Al ser un sensor que se mantiene de forma permanente en el hueso, es lo suficientemente delgado para no permitir una irritación en el músculo.

Lee también: Científicos desarrollan nuevo adhesivo médico usando propiedades de los mejillones y las arañas

En pruebas con animales, demostró el envío de datos en tiempo real, los cuales pueden leerse mediante un teléfono inteligente.

En el estudio, publicado en Nature Communications, detallan que es importante monitorear la salud del sistema musculoesquelético, especialmente en personas con afecciones como osteoporosis o para ayudar a pacientes luego de una fractura, permitiendo a los médicos conocer cómo se cura el hueso.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias