(CNN) – Después de casi medio siglo, el misterio del Manu está finalmente resuelto. En 1973, el científico Robin Foster descubrió una planta con frutos de color naranja brillante en forma de linternas de papel dentro del Parque Nacional del Manu en Perú.

Ahora ha sido clasificada como Aenigmanu alvareziae, o Misterio de Manu, según un artículo escrito por Foster y publicado este miércoles en la revista Taxon. El experto recogió muestras del colorido árbol en su viaje para mostrarlas a otros investigadores, pero nadie pudo identificar el espécimen.

Lee también: Desierto Florido todos los años: Presentan polémico proyecto para construir un sistema de regadío en Atacama

Las características de la planta podrían situarla en múltiples familias, uno de los niveles de clasificación de las plantas, dijo Foster, conservador jubilado del Museo Field de Chicago e investigador del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.

Se necesitaron décadas de investigación para clasificar la planta tropical porque no se podía entregar al especialista correcto, ya que los científicos no sabían a qué familia pertenecía, dijo la coautora del estudio Nancy Hensold, científica de plantas tropicales del Museo Field de Chicago.

Un equipo de investigación del Museo Field intentó analizar el ADN de la planta, pero el espécimen seco hizo imposible hacerlo, sostuvo Hensold. Las pruebas de ADN no funcionan en algunos materiales secos, señaló.

“Tiene que ver con la química peculiar de cada especie el hecho de que el ADN se conserve lo suficientemente bien o se descomponga demasiado rápido”, dijo. Afortunadamente, Patricia Álvarez-Loayza, científica del Parque Nacional del Manu, recogió muestras frescas en 2015 para que el equipo las analizara.

Descubrieron que la planta formaba parte de los Picramniaceae, una pequeña familia de plantas de los trópicos y subtrópicos del hemisferio occidental, afirmó Hensold.

El tiempo que se tardó en clasificar esta planta es inusual, dijo Martin Cheek, jefe de investigación del departamento de taxonomía acelerada del Real Jardín Botánico de Londres. La clasificación de una planta suele tardar entre 5 y 15 años, pero también puede tomar entre 6 meses y 200 años, explica.

Hasta que no se clasifica una planta, no existe, al menos científicamente, dijo Cheek. Una vez clasificada, los científicos pueden evaluar el riesgo de extinción de la especie y tomar medidas para protegerla si es necesario, explicó.

Lee también: México: Descubren un ramo de flores intacto de 1.800 años de antigüedad en Teotihuacan

En el caso de Aenigmanu alvareziae, también se pueden realizar estudios adicionales sobre sus propiedades. “Ahora que está clasificada en Picramniaceae, sabemos que hay que buscar compuestos secundarios de uso potencial como fármacos anticancerígenos,”, dijo.

Aunque la planta tiene unos bonitos frutos anaranjados que crecen en sus ramas, es probable que no se convierta en una fuente de alimento para los humanos, dijo Hensold. Las semillas de la planta son bastante grandes, por lo que no hay suficiente carne para que sea una fuente de alimento importante, señaló.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias